viernes, 3 de octubre de 2014

¿A qué va Yoani Sánchez a Washington?

Ángel Guerra Cabrera
El pasado 9 de septiembre Barbara Bodine, directora del Instituto de Estudios de la Diplomacia de la Universidad de Georgetown, en Washington, informó que la bloguera cubana Yoani Sánchez permanecería en ese centro de estudios durante el curso actual como becaria fellow del gigante comunicacional Yahoo.
La beca cuenta con una asignación de sesenta mil dólares, que se añaden a las cuantiosas percepciones recibidas por Sánchez a lo largo de los últimos años por concepto de premios y otros ingresos. Estos incluyen el salario mensual de 2000 euros como corresponsal del periódico El País en Cuba y el que recibe como vicepresidenta de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), enemiga jurada, al igual que el diario madrileño, de los gobiernos populares latinoamericanos y caribeños, y ente servil a las políticas cada vez más intervencionistas de Washington en nuestra región y en el mundo.
La Universidad de Georgetown es uno de los más importantes centros de formación de personal al servicio del imperialismo estadunidense. En su cuerpo directivo destacan ejecutivos de gigantescas corporaciones saqueadoras de pueblos, entre ellas el Grupo Carlyle y el banco de inversión Goldman Sachs.
Relumbran entre sus egresados el ex presidente de Estados Unidos William Clinton, uno de los principales impulsores de las políticas neoliberales a escala internacional y precursor del tipo actual de guerras de agresión yanquis, y  el ultraneoliberal Jose Manuel Durao Barroso, empobrecedor sistemático de decenas de millones desde su cargo de presidente de la Comisión Europea.
En su cuerpo docente destacan el genocida Henry Kissinger y la facinerosa Madeline Albright, ambos ex secretarios de Estado de Estados Unidos, el ex director de la CIA George Tenet y Carol Lancaster, ex directora adjunta de la USAID (ramal de la CIA). También ha enseñado en Georgetown el inefable José María Aznar.
Estos datos reconfirman a Yoani Sánchez como criatura de la CIA (véase ¿Quién está detrás de Yoani Sánchez? http://www.jornada.unam.mx/2012/02/26/opinion/024a1mun).
El tema es por qué la CIA la saca de Cuba. El organismo yanqui de subversión y espionaje había cifrado grandes esperanzas en los servicios que ella podía prestarle en Cuba como relevo de sus agentes de anteriores generaciones, desacreditados ante la ciudadanía como quinta columna pagada de Estados Unidos y por sus pugnas internas para disputarse el dinero que viene del exterior, que han escandalizado a sus propios operadores estadunidenses.
Por ello, la central de inteligencia yanqui dedicó una enorme inversión de recursos a la fabricación internacional de la imagen de la bloguera disidente, asunto contundentemente argumentado en el ya citado artículo de este diario. Sin embargo, la realidad es que Yoani ha sido un fiasco dentro de la isla. Carece de la menor capacidad de convocatoria y su blog es apenas leído.
Peor aún, el diario digital que dirige, lanzado este año con la mayor fanfarria y supuesto a oficiar como su plataforma política, no ha corrido mejor suerte. Por otro lado tanto ella como los contrarrevolucionarios veteranos se han desprestigiado aún más a consecuencia del intenso turismo político a que se han dedicado después de la reforma migratoria aprobada por La Habana en enero de 2013. Desde entonces hasta el 31 de agosto de este año habían visitado otros países y regresado a la isla 183 de ellos, la mayoría en varias ocasiones. Muchos han sido recibidos en la Casa Blanca y el Congreso, lo cual los desacredita más en Cuba, si cupiera.
Algunos han recibido cursos sobre estrategia no violenta y resistencia contra el comunismo en el Instituto Lech Walesa, de Polonia. Este año 97 han viajado a Estados Unidos, 26 a España y 10 a México. Varios de los visitantes a Estados Unidos y México se han capacitado en el uso de las nuevas tecnologías, de las técnicas del periodismo multimedia y en fundamentos de liderazgo, empoderamiento y acciones cívicas no violentas. La Universidad de la Florida ha instituido la cátedra Vaclav Havel  para instruirlos en el tema de las “transiciones” y 17 jóvenes cursaron estudios de derechos humanos como becarios en el Miami Dade College pero 3 decidieron no regresar a Cuba. Mal comienzo.
Inútil Sánchez dentro de Cuba lo único que le queda a la CIA es usarla como vocera de la contrarrevolución en el exterior y principalmente en Washington, en un momento en que el imperio se torna crecientemente agresivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada