viernes, 10 de julio de 2015

48 instantes de la lucha contra el Ébola

Susana Tesoro
Cubadebate
Cuba y el mundo sintieron la conmoción de la propagación del Ébola, enseguida los médicos cubanos se alistaron, se prepararon y se fueron a salvar vidas, a detener el virus. Hubo bajas, como en casi todas las batallas. Pero al cabo de siete meses la gran mayoría regresó victoriosa.
El testimonio gráfico de lo que allí se vivió lo captó el periodista y ensayista Enrique Ubieta Gómez, quien también arriesgó su salud en este empeño. Sus 48 fotos ahora están en el Memorial José Martí, en una exposición que acaba de inaugurarse esta tarde.
La inesperada lluvia ayudó para restarle formalidad al acto tan humano y espontáneo como el de revivir momentos imborrables en la vida de estos cubanos.
De pronto, una nube blanca coloreó el breve espacio de ese lugar, las batas blancas, impecables, hacían que nos volviéramos hacia ellos escudriñándolos, admirándolos, homenajeándolos, en silencio. Varias palabras los describían: disciplina, rigor, profesionalidad y sobre todo: modestia.
Varios de ellos se acercaban a las imágenes expuestas, comentaban, reían, recordaban, ¡cuánta información guarda una fotografía!, tanta, que no se puede cuantificar. Mientras recorremos el salón, las fotos van contando una historia no sólo de los médicos, sino de esos pueblos tan abandonados por la mano de Dios.
Comenzaron las palabras de apertura ante el Ministro de Salud, Roberto Morales, los Jefes de brigadas médicas en el exterior donde Cuba coopera hoy, embajadores del cuerpo diplomático de la región africana, y los protagonistas de la gran historia.
Se hizo un minuto de silencio en respeto a los colaboradores fallecidos en el escenario africano. En nombre de los médicos cooperantes el Dr. Jorge Delgado, expresó: “mis compañeros de armas, los caídos y los presentes, fuimos al llamado de la patria a cambio de nada, con total conciencia de la misión a cumplir, expresando los sentimientos de solidaridad, humanismo e internacionalismo que Fidel y Raúl han inculcado en nuestro pueblo y en los más de 450 mil trabajadores de la Salud Pública de Cuba, demostrado en todos los continentes durante más de 50 años. Nos enfrentamos —bien entrenados— a un enemigo desconocido y mortal y salimos victoriosos”
La expo fotográfica que nos entrega Ubieta, con pasión y profesionalismo —dijo el Dr. Delgado— son instantes de 7 meses de lucha en Liberia, Guinea, Conakry y Sierra Leona, donde estamos representados todos, pues somos un ejército en tres frentes de batalla, los hombres que cumplimos esta misión estamos listos para cumplir las misiones que nos sean encomendadas.
Para Ubieta esta fue sin dudas una experiencia irrepetible, agradeció a los presentes por asistir al humilde homenaje que este testimonio hace a los médicos, enfermeros, y al pequeño grupo de periodistas privilegiados, “lo digo así porque muchos colegas pidieron asistirafirmóyo iba como redactor de prensa y con la posibilidad de escribir un libro, pero iba con una cámara en mano.
No soy un fotógrafo profesional estaba en un lugar donde el registro de los acontecimientos se hacía impostergable e hice las fotos que me tocaban hacer como periodista.
"Para mí es un honor poder mostrar estos testimonios que no buscaban el dolor, la tristeza, creo que nuestros médicos fueron a salvar vidas y a devolverle la dignidad a esas personas, y a eso fuimos los periodistas. Hay dos grande líneas temáticas que se interconectan: la actividad de los médicos y la vida cotidiana en estos tres países.”
“Reitero mi homenaje a los fallecidos, imagino el dolor de su familia y sus compañeros, me siento orgulloso de ustedes, que volvieron a levantar las banderas de la Salud cubana una vez más”, concluyó el autor de las fotos expuestas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada