jueves, 2 de diciembre de 2010

Se reúne Bruno Rodríguez con directivos del CENESEX, act ivistas y blogueros gay.

Tomado de paquitoeldecuba.wordpress.com
“No hay cambios de política” en relación con la oposición de Cuba a cualquier forma de discriminación y en la promoción del respeto a la libre orientación sexual e identidad de género, nos aseguró el canciller cubano, quien precisó que el polémico voto en cuestión (a favor de una resolución en NN.UU. que eliminaba la mención de la particularidad gay al condenar las ejecuciones extrajudiciales -- E.U.G.) fue el resultado de “una circunstancia imprevista y coyuntural”.
Supimos además que la delegación actuante en la mencionada Tercera Comisión hizo algo que de por sí evidencia el fuerte compromiso del país al respecto, lo cual fue omitido en las informaciones públicas que trascendieron con posterioridad.
Cuba apoyó la enmienda, pero creyó prudente hacer una esclarecedora explicación de su voto después del mencionado ejercicio, cuyo texto —que nos facilitaron y abajo reproduzco íntegramente— expresa con firmeza el rechazo a todas las ejecuciones cometidas sobre la base de cualquier tipo de discriminación, incluyendo aquellas motivadas por la orientación sexual.
Debo precisar que esta argumentación posterior del voto es un acto absolutamente voluntario, y los diplomáticos solo hacen uso de tal prerrogativa cuando consideran imprescindible enfatizar en principios clave para sus pueblos.
Bruno nos informó además que en los próximos días la misión de nuestro país ante la ONU divulgará de manera adicional otro Comunicado en relación con este tema, y ratificó que el Ministerio de Relaciones Exteriores mantendrá en lo adelante una posición consecuente con las posiciones nacionales en torno a la no discriminación y respeto a la diversidad sexual. Tanto el canciller como el viceministro Moreno ofrecieron además trabajar más estrechamente y de modo conjunto con el CENESEX y los grupos LGTB de la Isla.
VER TEXTO COMPLETO AQUÍ.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada