jueves, 29 de enero de 2015

Frei Betto: Estados Unidos no solamente debe cambiar sus métodos, sino también sus metas

Tomado de Granma
El intelectual y teólogo brasileño, Frei Betto, afirmó ayer que el líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro, se encuentra en muy buen estado de salud y ánimo.
Para tristeza de sus enemigos, el Comandante Fidel disfruta de muy buena salud y muy buen humor, aseguró a la prensa Betto luego de un encuentro con estudiantes en la Universidad de La Habana, acompañado por el primer vicepresidente cubano, Miguel Díaz-Canel. Betto y Fidel sostuvieron el martes una amistosa conversación so­bre temas nacionales e internacionales, informaron medios de comunicación de la isla.
Lo vi muy bien, está delgado pero muy lúcido, anotándolo todo en su cuaderno, y muy enterado de todo lo que ocurre a nivel nacional e internacional, afirmó al comentar el en­cuentro.
Es el Fidel de siempre, que permanece en su punto de observación privilegiada, con todo respeto a la gestión del presidente Raúl Castro, y muy optimista. A él se aplica perfectamente el axioma que siempre cito: hay que dejar el pesimismo para días mejores, agregó.
Betto afirmó que durante la afectuosa charla hablaron de varios te­mas, entre ellos de su encuentro con el Papa Francisco, por quien Fidel tiene una profunda admiración. Aseveró que Fidel quiso conocer su opinión sobre el inicio del proceso de acercamiento entre Cuba y Estados Unidos, a lo que respondió que coincidía en que es un paso muy positivo y un diálogo que tiene que darse. Pienso que Estados Unidos no solamente debe cambiar sus métodos, sino también sus metas; definir con qué objetivos quiere, efectivamente, mantener buenas relaciones con el pueblo de Cuba, apuntó Betto, y destacó la decisión de la isla de preservar las conquistas, virtudes y va­lores de la Revolución.
Precisamente, sobre ese y otros temas habló antes el fraile dominico a los estudiantes, a quienes conminó a estar atentos a la carga simbólica que acompaña al mercado, y tener presente que “la parte más vulnerable del cuerpo humano es el bolsillo”. Por su parte el primer vicepresidente cubano significó en el intercambio que “esta es la generación más alejada de la generación que creó la Revolución, por eso debemos fomentar la formación de valores en ustedes para que esta separación temporal no se convierta en separación ideológica. “Ustedes nacieron con salud y educación gratuitas. Estos son lo­gros de la Revolución y ustedes al nacer con ellos se sienten con derechos, lo ven como una obligación y esto que la Revolución ha construido es hoy una de las quimeras de muchos pueblos en el mundo”. En el debate se dialogó también sobre cómo encauzar los movimientos rebeldes del mundo y cómo evitar que la deshistorización de la historia y la seducción ideológica nos afecten. Al respecto, Betto afirmó que “el problema filosófico principal del mundo es precisamente la deshistorización de la historia en un orbe con marcadas tendencias globocolonizadoras”, es decir, la imposición al mundo de un modelo económico en aras de que se pierda lo identitario. “Una Revolución no puede ser considerada un hecho del pasado, debe ser en ustedes un hecho del futuro, porque esta no se hace de consignas, se hace de valores subjetivos y esta juventud debe preservar las conquistas de la Revolución. En cuanto a los movimientos de protesta esa es su principal limitación, que son de protesta y no de proposiciones”, apuntó. (Con información de Prensa La­­­tina y del Departamento de Co­municación Institucional de la UH)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada