domingo, 11 de abril de 2010

Crónica personal en 59 segundos.

Enrique Ubieta Gómez
La viejita estaba sentada en el saloncito de protocolo cuando llegamos al estudio. Un amigo solidario me había llevado y en la puerta encontramos a Willy Toledo. Todos la saludamos. Se notaba satisfecha de la atención que recibía. El viejito de la Fundación Hispano Cubana, en cambio, salió enseguida del local, sin saludar, y estuvo de pie en la entrada, expectante, hosco. Unos minutos después llegó Pedro Zerolo, del PSOE, y Willy Meyer, eurodiputado de Izquierda Unida. Calentamos motores: Zerolo adelantó su visión de que resultaba difícil para su Partido la defensa de una posición de diálogo, cuando Cuba actuaba de la manera en que lo hacía. Meyer y yo respondimos sin mostrar todas las cartas. Zerolo es un político correcto, pelea mentalmente para seleccionar las palabras que resulten menos ofensivas, se muestra casi conciliador cuando se adhiere a conceptos diseñados por la derecha. Moragas no apareció hasta el minuto final en el plató y saludó a los representantes de los partidos contrincantes. Parecía ser la estrella, aunque el tema era Cuba. ¿Sería acaso porque el PP representa en España a la mafia de Miami, y viceversa?
La moderadora, indudablemente bella, nos dedica a todos un minuto de amabilidad. Y enseguida nos señala dónde debemos sentarnos. Ella al centro, Moragas a su derecha (eso está bien, pensé), Zerolo a su izquierda, (¿será posible?), Meyer, en la fila del primero, un poco más separado. La viejita, entre Meyer y Toledo, qué mala suerte. A mí me ubican entre el viejo hosco que no me mira y una espléndida actriz. Podría ser una estrategia para crearme un foco de distracción visual. No caeré en la trampa. Nos piden que levantemos la mano cada vez que queramos hablar. En el moderno plató hay asientos para un público extraño, que parece no importarle a qué programa asiste: felices de estar dentro de la caja del televisor, le han dicho que habrá, como en el antiguo Coliseo, una pelea de gladiadores. A última hora, una asistente vuelve a retocar nuestros maquillajes y sacude con una escobilla los sacos.
Cuenta regresiva, se inicia el programa: la linda moderadora empieza como si acabáramos de ver los vídeos con breves declaraciones de Álvaro Vargas Llosa (hijo del escritor, y socio del terrorista Montaner), y de Rosa Montero, que delira al suponer que la Revolución cubana se encuentra en su fase final; también, en una manipulada presentación del otro “bando”, Raúl reafirma lo inaceptable de cualquier chantaje y Silvio dice en palabras puestas fuera de contexto, que no solo nos afectan las agresiones externas, sino los errores propios, lo cual suscriben todos los cubanos, Fidel y Raúl los primeros. Se suceden imágenes de Zapata Tamayo, de Fariñas y de las Damas de Blanco. No sé cómo se las arreglan para que nunca aparezcan en ellas los diplomáticos norteamericanos y occidentales que las siguen de cerca. Pero los vídeos los vemos después, en casa, cuando el programa sale al aire.
Moragas es el primero en hablar, y le siguen en orden “jerárquico” Zerolo y Meyer. La discusión empieza a calentarse, al principio en un marco casi partidista: Zerolo que sí, que es una dictadura, pero que hay que derogar la Posición Común de la Unión Europea porque no da resultados. Moragas, que no hay que dialogar con la dictadura, sino con la “oposición”. Meyer y Toledo empiezan a golpear en el estómago, con efectivos jabs. Sus intervenciones son brillantes y precisas. Doy mis golpes, aunque los 59 segundos de intervención como límite máximo cada vez, me impiden exponer todas las razones. Siempre he tenido dificultades para chatear, porque las cosas, pienso, necesitan explicarse. A Moragas se le concede la palabra cada dos intervenciones del resto de los ocho panelistas. La moderadora dice que es el derecho a réplica. Al inicio se ve arrogante, seguro en su medio (que normalmente solo aparenta pluralidad), pero pronto pierde el control y se desmorona. Los viejitos a ambos lados de la mesa no contribuyen mucho a ayudarlo. Y la actriz, que también habla de dictadura, hace lo que puede para distanciarse de Moragas y reconoce que el “problema” cubano debe ser resuelto por los cubanos. Al final, despistada y conciliadora, dice: “aquí todos somos demócratas, ¿no?”, y me mira implorante de soslayo. Ella ha firmado la condena a Cuba. La coordinadora del programa nos había comentado lo difícil que resultó encontrar a un firmante que estuviese dispuesto a defender su posición.
El muro de argumentos de la derecha se agrieta, Moragas a la defensiva miente una y otra vez sobre la posición de su Partido ante temas como la dictadura de Franco, o el golpe de estado contra Chávez, o el de Honduras y el espurio presidente electo bajo estado de sitio, o el bloqueo a Cuba. Hace caritas, sopla, entorna los ojos, mueve los brazos. “Tu escribes en Granma”, me espeta como si esa fuese una estocada fatal. En más de treinta años de vida profesional he publicado cuatro, quizás cinco artículos en Granma, y me siento satisfecho de ellos. Toledo le pregunta en cuáles medios publica él: en La Razón, El Mundo, ABC, El País, dice como si hablara de periódicos con líneas editoriales muy diferentes. ¿Por qué no publicas en Granma a Vladimiro Roca?, me dice Moragas, ¿por qué debo publicar a las personas que ustedes seleccionan y pagan? Sugiere que usufructúo en España a mi favor las posibilidades que me concede la “libertad de expresión”. La Cadena Ser, ciertamente, me entrevistó durante una hora. Trasmitió tres brevísimos cortes de mis palabras que no llegan a completar los 59 segundos. E inmediatamente, una mesa de tres comentaristas opuso durante media hora sus consideraciones. CNN plus me ofreció quince minutos bajo hostigamiento. Después que salí del estudio, apareció un contrarrevolucionario que tuvo la posibilidad de discursear por el doble de tiempo. Mis quince minutos –una gota de agua en el océano de la desinformación sobre Cuba--, no alcanzan a ser contraparte de una posición editorial que repite los tópicos contrarrevolucionarios sin descanso, pero tienen que ser respondidos. Después de salir al aire el programa 59 Segundos, otros medios nacionales cancelaron la entrevista que habían concertado conmigo. En los periódicos en los que escribe Moragas, no pueden publicar los cubanos que defienden a la Revolución. Todos están editorialmente obligados a escribir “régimen” por “gobierno”, si de Cuba se trata. ¿Libertad de expresión? Moragas estaba desconcertado en el plató porque a pesar de todas las trampas –el tiempo, los vídeos, la composición que siempre otorga mayoría a la derecha, y la presencia de un árbitro que modere a su favor--, el debate no era de “mentirita”.
Viene entonces la entrevista “en vivo” a Fariñas. Concebida para contrarrestar nuestras palabras, paradójicamente las reafirma: Fariñas habla con voz fuerte, clara –después de 45 días en huelga de hambre ¡y de sed!--, y menciona la labor de su equipo médico. La linda moderadora pregunta por qué está encarcelado. El huelguista responde que no está preso. Me mira desconcertada, y yo le confirmo sonriente que no. Reacciona rápido: quise decir, que por qué ha estado preso. El intercambio de miradas y señales en el plató no aparece desde luego en la edición posterior. La entrevista en vivo introduce un argumento más: Fariñas es abordado con total libertad por la prensa extranjera. Ante el recordatorio de las sanciones que en todos los países (incluida España) reciben quienes se asocian a personas o entidades extranjeras para subvertir el orden, Zerolo ofrece un criterio lamentable –su sinceridad lo lleva al punto neurálgico de la discusión--: no puede aceptarse la evocación del Código Penal de España porque Cuba no es, dice, un estado de derecho. Si así fuese, Cuba podría ser invadida, sería válida la injerencia de estados extranjeros en la subversión interna. La Constitución cubana sin embargo, fue aprobada en referendo nacional, con voto secreto y directo. La declaración de Zerolo lo ubica finalmente junto a Moragas, junto al PP y al gobierno norteamericano. A pesar de ello, Moragas exclama frente a las cámaras que el PP está solo en el programa, y la cosa resulta peor: la viejita –con la que seguramente no quería ser asociado--, grita entusiasmada desde su esquina: “yo estoy con el PP”.
Termina el debate. Se apagan las luces. El público aplaude como si hubiese presenciado una obra de teatro: eso, habitualmente, es la política en el mundo “libre”. Pero Moragas está furioso. Ha sido apaleado. Increpa a la moderadora: ¿no se suponía que también estaría Rosa Montero? “En uno de los vídeos mostrados”, responde nerviosa. La experiencia para mí es abrumadora: me quedan muchas cosas por decir, muchos argumentos truncos, pero también la satisfacción de haber abierto con la ayuda de dos amigos una brecha en la campaña informativa contra la Revolución. Los dos Willy, mi amigo Juan Ma y yo, nos vamos hasta el barrio de Lavapiés en el centro de Madrid, donde nos esperan más de cien personas en un acto de solidaridad con Cuba. El programa es trasmitido esa misma noche, a la una de la madrugada, después de una larga discusión sobre el caso más reciente y escandaloso de corrupción en el PP.

27 comentarios:

  1. El formato de 59 segundos no favorece los debates en profundidad ni la exposición sólida de argumentos, pero cuando la diferencia entre realidad y ficción es tan grande, puede salir algo en claro para los telespectadores más "desinformados".

    El programa ha sido un auténtico mazazo para los contra-revolucionarios.
    Enhorabuena

    ResponderEliminar
  2. Moragas, sólo ponia la vista hacia lugares donde no mirará a otras personas directamente, sus chuscas respuestas sin argumentos inteligentes lo dilapilaron.

    ResponderEliminar
  3. estoy con su punto de vista y con sus intervenciones en el programa, pero eso no quita para que llame "viejito" y "viejita" a dos de los que intervinieron en el programa

    ResponderEliminar
  4. He visto el programa al completo y he reproducido en mi blog una selección de vuestras participaciones, hubiese querido encontrar el programa al completo pero me ha sido imposible… es agradable ver como el argumento de la derechas queda desmontado ante la impotencia absoluta de sostenerlos, especialmente de sus máximos instigadores… Un saludo compañero…

    ResponderEliminar
  5. Que sepas que desde Barcelona hay gente que apoya el gobierno de Cuba. Los mass media pueden con muchos pero no con todos.

    ResponderEliminar
  6. He reproducido parte de este post, pues siempre resulta interesante leer el testimonio del que lo vive desde dentro… un saludo y felicitaciones por las intervenciones…
    Por la Revolución.

    ResponderEliminar
  7. mi humilde apoyo a la revolucion cubana, sois un faro de esperanza para los desheredados del capitalismo

    ResponderEliminar
  8. Cuando a los mass media les quites la fase de producción se quedan en nada, porque sólo viven para el espectáculo. Como intentar debatir en 59 segundos, una ofensa para cualquier persona con algo de intelecto.

    Por eso les agradezco a usted, señor Ubieta, y a los dos Willys (probablemente Meyer sea uno de los pocos políticos de IU que aún soporte) haberse metido en esa trinchera en nombre de los que intentamos sacar las mentiras a la luz.

    De corazón, viva Cuba socialista.

    ResponderEliminar
  9. Pedro Jose Madrigal Reyes, el programa completo, por ahora, se puede ver completo en la web de tve, aunque no sé hasta cuándo permanecerá disponible. El link:
    http://www.rtve.es/alacarta/la1/abecedario/otros.html#739338
    Lástima que el programa se base en algo tan absurdo como limitar un discurso a 59 segundos... Y a eso se le llama debate...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Pedro José, el programa completo lo tienes en la página de RTVE. (Incluye la sección dedicada a la corrupción en España).

    Si sólo quieres la parte del programa que trata de Cuba, en el siguiente enlace lo tienes:

    http://cubainformacion.blip.tv/file/3457959/

    ResponderEliminar
  11. Enrique muchas gracias.
    Los q seguimos el debate estamos muy contento de tu participación y la de los Willys, los tres estuvieron muy didácticos, muy pedagógicos y hasta el menos informado, podía entender donde estaba la razón.
    Las llamadas "democracia" desinforman, apreciamos q pudieran Uds. estar ahí; vimos como al fascista del PP le dieron más tiempo, pero no logró decir nada lógico.
    Necesitamos seguir entrando en todos los espacios posibles para llegar al pueblo europeo, para q sepan q los terroristas están en Miami, q los EE.UU. los arropa, q hay Cinco cubanos presos por luchar contra el terrorismo, q Cuba está en guerra desde 1959 pq el bloqueo criminal nos obliga a estar siempre defendiéndonos y q nunca se ha cerrado una escuela, ni un hospital. Es importante q los europeos sepan q la posición común adoptada por la Comunidad Europea y la condena a Cuba, fue una maniobra más de la derecha al servicio de los intereses de la mafia cubano america.
    Gracias de nuevo y a continuar.
    Abrazos,
    Coordinadora de Cubanos Residentes en Francia

    ResponderEliminar
  12. Saludos

    Yo tuve la oportunidad de ver todo el programa y la verdad es que el sonreír cínico de Moragas en algunos momentos, y el ffff muy popular en los españoles. A mi particularmente no me causo la mejor impresión, todo lo contrario, mas tarde en TVEI, en otro programa el PP salio muy mal parado con otro de sus integrantes cuyo nombre no recuerdo, solo saben criticar no suelen proponer soluciones concretas para sacar a España de la crisis, por otra parte el gran escándalo de corrupción en el que esta involucrado el tesorero del PP que según la fiscalia ingreso 27 000 000 de euros en negro y según Mariano Rajoy el PP estaba ajeno a esa situación, algo verdaderamente poco creíble, y estos señores LADRONES y CORRUPTOS son los que pretenden darle clases de "Democracia" a mi país,la generación de mis padres recuerda con muy buena memoria esa "Democracia", si la que había en Cuba antes de 1959.

    ResponderEliminar
  13. Veras Basilio, la palabra "viejito-ta" es una manera de hablar en Cuba que en ningún caso pretende ser ofensiva
    Saludos desde Madrid

    ResponderEliminar
  14. Muy bueno el programa ,esta ves le dimos duro a los gusanos. por la cantidad de comentarios aqui expuestos se ve que ha sido un exito,felicidades.

    ResponderEliminar
  15. Buena crónica para redondear -y abrir- visiones. Y tremenda tu valentía, Ubieta, de entrar en la boca del lobo, a batirte. Decididamente los cubanos tenemos que aprender a polemizar, también de ese modo. No queda de otra, porque esta, la de los medios, es una guerra que no podemos seguir perdiendo.
    Sólo un apunte más: esa viejita, Ubieta. Es una prueba viva esa viejita. La oposición cubana no pasa mucho de ser así. Pero qué poco lo aprovechamos.¿Verdad?

    ResponderEliminar
  16. Gracias amigo…, ya he agregado enlaces a la pagina en que está alojado el programa completo.

    ResponderEliminar
  17. Mi mas profundo apoyo a vuestra lucha que es tambien nuestra, porque nos da esperanza de que un mundo mejor es posible y se puede soñar con que sera asi algun dia, no tube la suerte de haber nacido en cuba sino en un pais pequeño muy al sur un pais hermano como uruguay mas " cubano" que nunca. No importa ser pobre en lo economico si se es rico solidario, se siente que es asi que la revolucion no es cuba no es fidel, la revolucion somos todos y son todos los cubanos. Mis mas sinceros apoyos a todos y tengan muy claro que no estan solos, aca tienen un humilde pensador pero tambien tienen un guerrero dormido esperando en la trinchera por si algun dia me necesitan.... Viva cuba!!! y Gracias por el ejemplo.

    ResponderEliminar
  18. Enrique Ubieta. Aprovecho este 14 de abril para comentarte algo. El pasado 9 y como Anónimo ya os felicité por la participación en el programa.
    Pero permíteme que no entienda mucho la necesidad de moderar los comentarios porque da la impresión de que no se publican los no favorables. De hecho en noviembre pasado tal vez fui crítico en algo y los comentarios no aparecieron. Te aconsejo, busques la forma de eliminar los comentarios groseros, gusaneros, etc. pero abre más tu blog a la discrepancia.
    Espero ver estas notas y puedes ver quién las escribe dado que te he puesto una url de unos textos sobre Cuba. Saludos

    ResponderEliminar
  19. No suelo ver el programa completo casi nunca, precisamente porque al disponer de tan poco tiempo (en un vano intento de dar equidad a los intervinientes) la estrategia que siguen los mejores bocones es la cuchufleta, el lugar común, el tópico cien veces manido, la cita a bote pronto y el chascarrillo para caer en gracia a una audiencia que, como dice Enrique, está más a todo eso que a afanarse en desentrañar misterios más intelectuales.
    Pero el rato que entre zapeo y zapeo pude escuchar a los dos Willys, más al Toledo que al Meyer ya que el primero no tiene débitos partidistas que le obliguen,vapulear el paupérrimo discurso neofascista del narcisista Moragas; amén de esa trouppe de corifeos de la gusanera mundial como los vargas llosa y la montero, que de tanto pregonar a sus amos pierden la perspectiva de la Realidad del mundo en que vivimos.
    Chapeau para Enrique, para Willy Toledo, que se ha jugado el que le llamen los cineastas "de la ceja" para próximos filmes por ponerse del lado de la verdad, y aunque mi conciencia me impide creer en salvapatrias, líderes, caudillos y demás "iluminaos", agradezco ver de vez en cuando a un fascista atribulado.

    Salud

    ResponderEliminar
  20. Amigo Ubieta mire lo que he encontrado en una página de una organización fascista española:

    ERNESTO GUTIERREZ TAMARGO PRESIDENTE DE LA ASOCIACIÓN CUBANA DE DERECHO DARÁ UNA CONFERENCIA EL 16 DE ABRIL EN LA SEDE DE FALANGE C/ SILVA PODEIS COMPROBARLO EN SU WEB

    ResponderEliminar
  21. Gracias por contarnos la realidad de Cuba. Un saludo revolucionario.

    ResponderEliminar
  22. Me alegro de que hayas publicado mi anterior comentario. Veo desde la distancia, que la batalla en la red va a tener mucha importancia y de ahí, conviene cargarse de munición ética, de razones, etc. Por eso no hay darle opción a quienes puedan decir, ustedes sólo publican lo que les conviene. No sé si hago bien, pero últimamente dedico algún tiempo entrando en el blog de Y.S. y desde un nick, comento cosas y atraigo a veces la atención de alguien. Con buenas palabras intento dar mi opinión acerca del catastrofismo general del blog y suelo incorporar enlaces que desmientan otras informaciones.. El País, unas mil personas en el acto de hace unos días en la tribuna... ¡falso¡. Las imágenes del blog de Yohandry muestran otra cosa. Pero mantengo que las personas (suelen ser mayores) que quieran dejar comentarios no favorables, deben poder hacerlo. En esa lucha, se muestra mucho desconcierto entre los contrarevolucionarios..por ejemplo, lo que ha ocurrido entre los participantes en desdecuba.com cuando han leído la entrevista de Salim Lamrani.. ha tocado y sólo queda hablar de manipulación, etc. Les deseo suerte en la actual coyuntura de acoso mediático.

    ResponderEliminar
  23. Desde Barcelona, un abrazo enorme para el pueblo cubano, y su Revolución .
    Estuve en una conferencia tuya en Barcelona, Enrique.
    El programa de TV no lo ví,pues no necesito poner la tele para saber que pasa en Cuba y al lado de quien estoy, cuando hablan sobre ella.
    Adelante compañeros, no se rindan jamás !!
    Le pese a quien le pese, Cuba va !!... y a quien no le guste, que tome purgante.
    Lo que realmente me produce asco, es que comparen a esas mercenarias de blanco con las heroicas Madres de Plaza de Mayo.

    ResponderEliminar
  24. aunque parezca mentira, la contrarrevolucion solo es fuerte alli donde no hay debate. los medios de comunicacion en usa estan dominados por 6 transnacionales que procesan el 96% de toda la informacion. y ninguno tiene interes en analizar objetivamente a la realidad cubana, sino mas bien se interesan en desacreditarla. en mi experiencia personal he visto como una sola persona puede debatir con muchos detractores en un comedor, fiesta, en la calle y ganar...
    nada de lo que he dicho va en detrimento de sus meritos como orador y litigante...

    ResponderEliminar
  25. CAYETANO FERNANDEZ13 de mayo de 2010, 10:10

    QUERIDO UBIETA ..FANTASTICA ..VUESTRA DIGNIDAD ..NO PAREN EN LA DEFENSA RACIONAL DE LA REVOLUCION CUBANA...SOMOS MILLONES QU ESTAMOS CON USTEDES ..YO COMO GALLEGO LE DOY MI ENHORABUENA .
    Y CUBA NO ESTA SOLA Y ES Y SERA EJEMPLO DE DIGNIDAD....
    QUE MIREN LA RESPUESTA DEL 1º DE MAYO,,,,LOS REACCIONARIOS ..JAMAS VOLVERAN

    ResponderEliminar
  26. Rosa Montero no tiene la mas minima valentia de participar en un debate con gente que defienda la Revoluciónb Cubana. Además solo podría insultar, esta totalmente obsesionada con Cuba y con los que la defienden. Muy comodo quedarse en su retaguardia que le brinda el periodico El País para lanzar todos los pullazos que quiera sin que nadie pueda rebatirla, dada la linea editorial de se medio (que en Cuba es la oficial y unica de todos lso medios de masas españoles).

    Un saludo y Enhorabuena ;)

    ResponderEliminar