viernes, 17 de abril de 2015

Cumbre de las Américas: Respuesta a los confundidos y a los desinformados.

Raúl Antonio Capote
Blog El adversario
Resulta increíble que alguien, aún hoy y en Cuba, se guíe por lo que dicen los grandes medios que lo falsean todo, muchas mentiras se construyeron sobre la actuación de los jóvenes cubanos integrantes de la delegación que nos representó en los foros de la Cumbre de las Américas.
Nuestra delegación actuó a la altura de quienes nos inspiran, su conducta fue ejemplar, donde quiera que participaron su presencia fue fundamental en los debates y aportaron ideas y reflexiones importantes, lo que fue reconocido por todo el mundo, todo el mundo claro, menos los grandes medios masivos de comunicación.
Dicen que fueron violentos, que reaccionaron con ferocidad, que dieron muestras de mala educación, etc, todo eso es falso, absolutamente falso, ante las provocaciones de los empleados de Washington se actuó con serenidad y firmeza.
Ahora les pregunto. Cómo reaccionar ante un tipo como Orlando Gutiérrez , terrorista, ponebombas de Miami, asesino confeso, que estuvo involucrado en el intento de voladura del Paraninfo de la Universidad en Panamá, entre otras muchas hazañas, cómo actuar ante la presencia del asesino del Che, Felix Rodríquez el Gato, cómo proceder cuando un tipejo como Antunez y compañía destruyeron a patadas las flores puestas a Martí esa mañana por los grupos de solidaridad con Cuba y parte de la delegación de nuestro país, cómo actuar cuando Orlando Gutierrez comenzó a golpear a uno de los nuestros, (los videos reales de lo ocurrido los tenemos y los pondremos si creemos necesario hacerlo), Orlando golpeaba a nuestros compañeros, mientras los demás gritaban ofensas de todo tipo, ante esta situación que cabía esperar, los nuestros actuaron con dignidad, DIGNIDAD, palabra que algunos olvidan, se respondió a la agresión.
En los foros se actúo con altura, en aquellos donde los mercenarios y terroristas no estuvieron presentes con sus provocaciones, como en los foros de los jóvenes, se dialogó e intervino con total libertad e inteligencia, allí estaba presente la derecha en inmensa mayoría, no olvidar que son foros organizados por la OEA y allí están los representantes de las transnacionales, de los poderosos, de los ricos del continente.
Dónde asistieron los mercenarios, se hizo uso de la palabra para pedir su expulsión de la sala, ellos abandonaron los locales en masa, sin que en ningún momento se usara otra fuerza que la de los argumentos. Por primera vez en la historia de las Cumbres, con la expulsión de los asalariados, estuvieron los pueblos representados en los foros de gobernabilidad democrática y participación ciudadana, nadie excluyó a nadie y los representantes y defensores del neoliberalismo permanecieron siempre que así lo desearon y estuvieron presentes en las sesiones de las mesas.
Qué quieren los que todo lo critican, que bajáramos la cabeza para ser agradables a quién, que sonríeramos ante la ofensa al apóstol, que dialogáramos con Orlando Gutiérrez y Felix el Gato, que paseáramos del brazo con falsarios como Guillermo Fariñas el falso huelguista de hambre, Rosa María Payá (asalariada de la NED, capaz de lucrar con la muerte accidental de su padre), Elizardo Sánchez el Camaján y compañía o acaso con Felix el Gato el asesino del Ché, el criminal de la Operación Fénix en el sudeste asiático, hermana gemela de la Operación Cóndor de América Latina. Debimos habernos sentado a conversar con ellos?
Por favor, eso no es lo que nos enseñaron nuestros padres, los cubanos que allí estaban actuaron como mambises y merecen todo el reconocimiento y el respeto, NUNCA HABRÁ DIALOGO CON GENTE QUE TRABAJA A SUELDO DE UNA POTENCIA EXTRANJERA contra su patria, siempre lo habrá con los que piensan diferente, como demostramos en la Cumbre y en otros escenarios aunque existan diferencias sustanciales, como enseñaron nuestros muchachos en Panamá.
A nuestros jóvenes les sobró la sonrisa, la sonrisa de los triunfadores, de los justos, de los tolerantes, de los revolucionarios, nosotros no fuimos a Panamá a bajar la cabeza, fuimos a empinarla más alto que los rascacielos, vacíos, donde no vive nadie, porque el pueblo de Panamá vive en la más absoluta miseria lejos de los edificios acristalados y los grandes Hoteles.
No fuimos a resultarles graciosos o simpáticos a los yankees y sus servidores y les aseguro a los que hablan sin saber o solo guiados por la prensa de alquiler, que hubo fuerte debate, que se dialogó a gran altura, que nuestros jóvenes dieron muestras de inteligencia, de sabiduría, que se destacaron por sobre los demás, lo que fue señalado por el Presidente de Panamá.
La manipulación de los medios fue inmensa y no reflejó nuestro actuar, ninguna de las entrevistas dadas por a delegación cubana salió en los medios, no se habló de nuestras estrellas deportivas, de nuestros artistas, de nuestros intelectuales, se nos presentaba como delincuentes contratados por el gobierno, como turba fanática, pero incluso los malintencionados de aquí y de allá, saben muy bien que eso no era así
De todas formas entiendo que en la Historia de Cuba siempre han existido autonomistas y anexionistas, son exigua minoría pero son, siempre han existido sentimientos plattistas, -al que le sirva la falda que se la ponga-, pero nuestra delegación, sobre todo los jóvenes dieron muestras de su cultura, de su preparación, de su tolerancia, de su pasión por Cuba y por su Revolución, les pido a los que no están bien informados, lean, busquen pregunten y no se lancen a dañar, a criticar desde la ignorancia de los hechos, a los plattistas y frustrados, nada les tengo que decir, para ellos siempre estará mal lo que la Revolución hace, lo que los hijos y nietos de la patria hacen, no merece la pena dedicarles una palabra, los flojos, respeten los grandes adelante, esta es tarea de grandes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada