miércoles, 6 de febrero de 2013

Los ocultos objetivos de la foto apócrifa de Chávez

David Urra
Han sido múltiples las reacciones con relación a la falsa foto publicada por el rotativo español El País en la prensa y los círculos políticos venezolanos e internacionales, casi siempre influenciados por la tendencia ideológica de quienes opinan. Pero entendemos que detrás de la “incomprensiblemente” publicada foto hay algo más que un error o la intención de denigrar la figura del Presidente venezolano.
A pesar de sus limitadas disculpas y alguna que otra declaración poco convincente y mas torpe aun que la publicación de la foto en si, el diario madrileño ha hecho muy poco por restablecer su imagen de “demócratas” y luchadores por el derecho de informar.
La mayoría de los analistas, de derecha y de izquierda, coinciden en señalar que el “error” fue garrafal y que un simple análisis de la foto o de la información que sobre ella había pudiera ser suficiente para darse cuenta de que era falsa.
Por otro lado, se había publicado por TV y vía satélite para todo el mundo que el video del cual se extrajo la foto era falso y se había tomado de YouTube de un video publicado en el 2008.
En realidad cuesta mucho trabajo creer que un diario tan avezado en temas de urdir campañas contra la izquierda, aunque haya nacido de ella, cometa un yerro tan colosal que dañe de forma tan evidente su ya marchita imagen, máxime en momentos en que en España la crisis  económica amenaza con arrasar con todo, inclusive con los MMD.
Hay otros hechos que, independientemente de que se puedan corroborar o no, arrojan sospechas sobre los verdaderos intereses ocultos tras la publicación de la imagen.
Por un lado el hecho coincidió “casualmente” con el comienzo de la Cumbre latinoamericana de la CELAC que a su vez comenzó sospechosamente con una Cumbre CEE-CELAC, que nada tenia que hacer en ese momento, salvo desviar la atención del objetivo fundamental de la Cumbre regional que era sin duda lograr una unidad entre los países latinoamericanos.
Para nadie es un secreto la heterogeneidad de la CELAC donde cohabitan gobiernos y corrientes políticas, inclusive contrapuestas, que necesitan por demás encontrar un camino común para enfrentar los graves problemas que aquejan al mundo de hoy.
Es además un secreto a voces que EE.UU y sus aliados – no tengan la menor duda de que Europa es aliada de EE.UU – ven con malos ojos la creación y crecimiento de la CELAC. La preponderancia que tienen países como Venezuela, Bolivia, Ecuador, Argentina, Brasil, Nicaragua, Uruguay y otros que no siguen las reglas de Washington, preocupa sobremanera al imperio hegemónico.
La participación de Cuba y la asunción de esta a la Presidencia de la CELAC, es algo así como una “bofetada” sonora en pleno barrio y ante todos los amiguitos, que produce una perdida de prestigio del “grande” de la barriada ante los demás.
Se sabe y no es un secreto para nadie que a pesar de la convergencia de intereses, dentro de la CELAC hay gobiernos alineados con EE.UU y a los que el “boss” les ha dado “instrucciones”, que no son precisamente para que se porten bien.
De aquí surge la hipótesis, apoyada por los múltiples análisis que se han hecho sobre el hecho, de que tanta “tontería” de los periodistas de El País, no puede ser gratuita.
En buena lid, en el momento en que su líder esta en un momento delicado y la sensibilidad sobre cualquier cosa que se relacione con su salud o imagen pueda generar una reacción desproporcionada, pudiera ser una razón valida para que el país “errara” de forma tan evidente.
Una reacción violenta del representante venezolano contra España, pudiera generar un escandalo que arruinaría la reunión de la CELAC, que en definitiva era la razón de ser de los presidentes latinoamericanos en Chile.
De hecho, este encuentro entre Europa y Latinoamérica, que había sido intencionalmente pospuesto por los europeos por varios años, era como una especie de reunión de posiciones contrapuestas que nada aportaba a la actualidad entre las dos regiones, salvo la repetida retorica europea de que Latinoamérica debe seguir los fracasados patrones europeos.
Así las cosas parece más coherente y real que el hecho se inscriba como parte de los mecanismos de desestabilización que se han empleado por las potencias occidentales contra nuestros países, que como un error “imperdonable” de la sagacidad periodística de los profesionales españoles.
Claro que ustedes se preguntaran y ¿Dónde están las evidencias?, todo lo aquí planteado es circunstancial.
Estamos totalmente de acuerdo, pero recuerden que nada de lo que se hace en términos de Guerra psicológico-informativa por parte de occidente es publico, todo se oculta detrás de ese manto visible del poder que tienen sobre todo o casi todo en el globo terráqueo, incluyendo los MMD, los organismos internacionales, las ONG y cuanta organización o medio pueda servir a sus intereses.
Convertir la CELAC en algo inoperante e inocuo es su objetivo y emplearán todos los recursos a su alcance para lograrlo.
La ingenuidad puede ser costosa en este caso. Tampoco quisiéramos parecer paranoicos y afectados por el manipulado Síndrome de la Conspiración.
Solo esbozamos una hipótesis que puede ser más cercana a la realidad que el hecho de que los dueños de El País, están ciegos de odio contra Chávez y su revolución Bolivariana.
De que los odian visceralmente, no tenemos dudas. Pero desgraciadamente el odio no ciega a estos mercenarios de la pluma e internet, por lo contrario, agudiza sus sentidos y con la frialdad que los caracteriza, bañada con el estimulo salarial que reciben mensualmente, emplean todo su arsenal en destruirlos, aunque para ello tengan que perder la vergüenza.
Recuerden que en estos personajillos “la vergüenza es verde y se la comieron los chivos”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada