martes, 1 de octubre de 2013

Maduro expulsa a la diplomática de EEUU de mayor rango en Venezuela

Resumen Latinoamericano
El pasado 5 de marzo, unas horas antes de que se anunciara el fallecimiento del presidente Hugo Chávez, el Gobierno venezolano expulsó a dos agregados militares de la representación diplomática estadounidense.
La encargada de negocios de Estados Unidos en Caracas y dos funcionarios más deberán abandonar Venezuela antes de 48 horas, ordenó ayer el presidente Nicolás Maduro, al acusarlos de fomentar con la oposición un supuesto sabotaje económico y eléctrico.
“Ordeno al canciller Elías Jaua que proceda a expulsarlos del país. Tienen 48 horas para irse del país los funcionarios Kelly Keiderling, Elizabeth Hunderland y David Mutt. ¡Yankees go home, fuera de Venezuela!”, dijo Maduro en un encendido discurso.
En la página oficial de internet de la embajada de Estados Unidos en Venezuela, Keiderlin aparece como la diplomática de mayor rango al ser “encargada de negocios” y detalla que se desempeña en la sede desde 2011, cuando llegó como ministra consejera. Washington y Caracas carecen de embajadores desde 2010.
Una fuente de la embajada de EU dijo vía telefónica que esperan una “notificación oficial del Gobierno venezolano” y comentó que los otros dos funcionarios serían parte de la “sección política”.
Maduro acusó a los diplomáticos de reunirse “con la extrema derecha venezolana”, para “financiarla y alentar acciones para sabotear el sistema eléctrico y la economía” en el país. “¡No importa las acciones que tome el gobierno de Barack Obama! No vamos a permitir que venga un gobierno imperial a traer dinero y a ver cómo paran las empresas básicas y a ver cómo paran la electricidad para apagar toda Venezuela”, añadió Maduro en un acto militar desde el estado de Falcón.
El 3 de septiembre, una falla eléctrica dejó al 70% del país sin luz durante varias horas.

Canciller Jaua reveló informe que llevó a expulsión de diplomáticos
El canciller venezolano, Elías Jaua, mencionó que los funcionarios de la embajada estadounidense en Venezuela sostuvieron reuniones privadas con líderes de la derecha en varias ciudades del estado Amazonas (sur), en Venezuela.
El canciller de Venezuela, Elías Jaua, oficializó la expulsión del país de los tres funcionarios de la embajada estadounidense, pues, según explicó, el Gobierno tiene pruebas que los vinculan a actividades que ponen en riesgo la estabilidad y seguridad del país.
Jaua explicó que los citados funcionarios de la embajada de EE.UU. en el país, Elizabeth Hunderland, David Mutt y Kelly Keiderlinh, han venido sosteniendo reuniones con líderes de la oposición venezolana, quienes están señalados de propiciar caos e incentivar la violencia en diferentes estados del país.
Citó un primer encuentro de los norteamericanos con el gobernador del estado Amazonas, Liborio Guarulla, y que "después de su visita se produjo la ocupación violenta del hotel Amazonas y una ola de violencia, por parte de sectores de la derecha venezolana", indicó.
También refirió otra reunión que sostuvieron en el estado Bolívar, donde se hicieron presente diversos líderes de la oposición venezolana. "También sostuvieron un encuentro con el alcalde de Ciudad Bolívar, donde estuvieron líderes sindicales de la derecha, y otros que portan chaquetas rojas, pero que en realidad tienen otros intereses, para incentivar la violencia, atizar la paralización de la Siderúrgica venezolana, fomentar la tranca de avenidas, y todo para generar un caos total", resaltó.
Agregó que los funcionarios se reunieron con "sectores de la oposición ligados a los planes en marcha de desestabilización".
"Lo que podemos hablar con testimonio, con pruebas ciertas, es la reunión de funcionarios de la embajada de los EE.UU. con sectores de la oposición ligados a los planes en marcha de desestabilización contra las empresas básicas", dijo.
"Todo esto forma parte de un solo plan que es la desestabilización de la revolución bolivariana, de la democracia venezolana", indicó.
Entre los supuestos actos desestabilizadores de los funcionarios se contó además una reunión en la Alcaldía de Ciudad Bolívar con líderes sindicales "para incentivar y atizar la paralización" de la empresa Siderúrgica del Orinoco (Sidor) y otras compañías públicas.
"Es una gran operación psicológica con expresiones concretas llevadas directamente por estos funcionarios de la Embajada de Estados Unidos", afirmó.
VTV mostró imágenes de Keiderling, encargada de negocios; Elizabeth Hoffman, que trabaja en la sección política, y el vicecónsul, Dave Moo, saliendo de la sede de la organización no gubernamental Súmate en Ciudad Bolívar (sureste), como supuesta prueba de la conspiración.
"Informantes nuestros dentro de la organización pudieron verificar cómo se trabajó la idea nuevamente del desconocimiento de las elecciones (municipales), de cara al 8 de diciembre, especialmente en el estado Bolívar", afirmó el ministro.
Jaua puso a disposición del secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, el informe que apoya la decisión de expulsar hoy a tres diplomáticos estadounidenses, incluida la encargada de negocios, Kelly Keiderling.
"El informe está a la orden del secretario Kerry, si él quiere saber qué es lo que hacen sus funcionarios aquí, si es que no lo sabe, aquí está toda la información con fotos, con los testimonios, con los carros con las reuniones grabadas, fotografiadas, de la actuación absolutamente ilegal de los funcionarios", dijo Jaua al canal estatal VTV.
Al ser consultado sobre si en estas acciones está vinculado el ex presidente colombiano Álvaro Uribe Vélez, el canciller Jaua aseguró que aún no se ha determinado, aunque resaltó que si Roger Noriega, ex secretario de Estado Adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental y embajador ante la Organización de los Estados Americanos en la Administración del presidente George Bush, y el publicista, Juan José Rendón.

Anuncio del presidente
Más temprano el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció la expulsión de estos tres funcionarios de la embajada de EE.UU. en Venezuela por estar incursos en actos desestabilizadores contra el país.
Elizabeth Hunderland, David Mutt y Kelly Keiderlinh son los diplomáticos estadounidenses que fueron acusados por el Presidente venezolano, quien añadió que tienen 48 horas para abandonar el país.
El mandatario denunció desde el estado Falcón, -al occidente de la nación suramericana, en el marco de la entrega del Plan de la Patria 2013-2019 a la Asamblea Nacional- que estos funcionarios “se dedican a reunirse con la extrema derecha venezolana a financiar las acciones para sabotear el sistema eléctrico y económico".
En este sentido, manifestó que le pedirá a los órganos de justicia que actúen, debido a que este grupo está muy activo en Guayana y se han reunido con dirigentes sindicales y políticos de la derecha. “También se reúnen con otros que se ponen boina roja para darle las puñaladas por de bajo a la patria”, alertó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada