miércoles, 12 de mayo de 2010

La Revolución cubana es antifranquista, y sabe renovarse.

Enrique Ubieta Gómez
Hacer que todos lo repitan; todos los medios de prensa, los que valen en el conteo: los de tiradas e intereses millonarios. Que todos los políticos del sistema lo repitan, los que compran los colores del frac electoral en el Corte Inglés; los hay negros, azules, rosados, amarillos, verdes. Que todos los artistas que alguna vez compusieron canciones de protesta contra el mercado, pero el mercado las vendió bien, lo repitan. Que todos los intelectuales que arrastran sus resabios, sus historias, sus vergüenzas, los que aspiran a que los nuevos dioses perdonen sus pecados de juventud y los tomen en cuenta, lo repitan.
Que lo repitan: la Revolución cubana está en su fase final. Si todos lo dicen, puede que sea verdad. Puede que esas voces acaben convirtiendo en realidad el conjuro mágico. Los pueblos fueron enseñados a creer. Una imagen verosímil y falsa de CNN no se discute; un razonamiento enjundioso, con ejemplos y estadísticas, sí. Por eso Fidel aclaró en los primeros años de la Revolución: no les pido que crean, les pido que lean. Y hoy el país cuenta con un millón de profesionales en sus calles y campos. Frente a ese “todos” de señoritos y señoritas repetidores, hay otro mucho mayor, que aprendió a pensar. Hay, habrá Revolución cubana para siempre. Una Revolución antifranquista, anticapitalista, que sabe renovarse, y renacer.
Los repetidores que visten de frac rosado siguen las normativas políticamente correctas que –sin ánimo de lucro y con absoluto desinterés--, preparó la derecha para la izquierda. Han aprendido con rapidez esas frases bonitas, deshuesadas, que la derecha recomienda para diálogos de adultos civilizados. En el manual está muy claro: no existe derecha e izquierda, sino democracia burguesa y totalitarismo. Donde no hay democracia burguesa, hay totalitarismo, y viceversa. De repente, es posible hallar en un mismo listado a los representantes y voceros de la ultra derecha, y a los etéreos señores de la “izquierda” burguesa. En Miami desfilan juntos, sin complejos, los circunspectos intelectuales de la contrarrevolución ilustrada, y Posada Carriles, el hombre que preparó el atentado al avión de Cubana de Aviación –y que ocasionó la muerte de 73 personas--, todos vestidos de blanco, como las Damas de la Televisión Española, a las que pagan bochornosas mensualidades.
En la Península se juntan sin reparos, intelectuales orgánicos del imperialismo, como Mario Vargas Llosa –con mucho talento como escritor de obras de ficción, y escasa cultura política--, con directores de cine presuntamente liberales, como Pedro Almodóvar, para condenar a Cuba, el más antiguo reducto occidental de la esperanza. Se juntan los herederos de Franco, y los hijos de los muertos de Franco, para reivindicar una supuesta transición que preparó Franco. Sin saberlo, o sabiéndolo, qué importa, quieren que Cuba transite hacia el franquismo “democrático” que existe en España. Entre los firmantes, habrá algún ingenuo, algún despistado, pero la historia no lo perdonará.
No es la primera vez que firman juntos. Aunque ninguno tuvo el coraje –ni Imanol Arias, ni Rosa Montero--, para debatir sus razones en el panel del programa de televisión “59 Segundos”, de cara a su público y delante de sus oponentes. Y sé que fueron requeridos. En términos literarios, la diferencia entre Moragas y Vargas Llosa es abismal; en términos políticos, no existe. ¿Los que se llaman aún a sí mismos “de izquierda” son capaces de asociarse a Moragas, a Rajoy, a Franco? ¿Pueden coincidir con los más recalcitrantes derechistas en la interpretación burguesa del concepto de democracia? No importa que se adopten posturas liberales o de izquierda en cuestiones periféricas: si usted comparte con la derecha su concepto de que el capitalismo es el único camino posible para la Humanidad, usted es un hombre o una mujer de derechas.
En España se transitó, sí, del franquismo dictatorial, fascista, al franquismo “democrático” –de la misma manera que en Chile el pinochetismo se trasmutó y adoptó nuevas formas de gobierno--, ¿o es que alguien piensa que el franquismo es una cuestión de formas (estructuras de gobierno) y no de esencias económicas? Que se vislumbre la posibilidad real de un triunfo electoral de los comunistas y ya se verá cómo regresa de inmediato el fantasma –mejor dicho, el cuerpo--, de Franco o de Pinochet. Si alguna utilidad tienen esos listados como el que ahora pretende construir una Plataforma a favor del franquismo español en Cuba, es identificar la verdadera ubicación de los firmantes, esos que aprendieron a esconderse tras las palabras. ¿Se unen los intelectuales orgánicos de la derecha? Aprendamos la lección. Sepamos unirnos los intelectuales de izquierda.

15 comentarios:

  1. Suscribo la opinión de Marat. Muy bello y reflexivo.

    ResponderEliminar
  2. Hace falta más gente leyendo la cartilla a esta democracia de supermercado que vivimos.
    Gracias por traer la palabra y la luz a la Vieja y, cada día más ultra, Europa.

    ResponderEliminar
  3. Titán... ¿de verdad quisieras para Europa aquella "luz"?

    Un solo partido, un solo líder en el poder durante casi medio siglo que cede el poder graciosamente a su hermano, todos los medios de comunicación en poder del Estado...

    ¿De verdad quieres eso para Europa?

    ResponderEliminar
  4. Sr. Ubieta: su paso por España y el espacio que el poder mediático le brindó, fueron muy fecundos, trastocó los argumentos falaces y dejó en evidencia la campaña de odio y sin razón contra Cuba. Y nos ha permitido conocerle y desde ahora poder seguir su clarificador "rastro". Rosa Montero, como parte de la cohorte de periodismo sucio que bien se paga, sólo se exhibe cuando nadie le puede retar o contraargumentar, parapetándose en su columna de corto-metraje periodístico, tras la que lanzar con odio frenético altas dosis de desprecio antidemocrático contra Cuba y mentiras e insultos inigualables. Ha dado sobradas muestras de ello, y su nombre figura donde tiene que ser, en la defensa del sistema que tanta libertad le brinda para agredir hoy a Cuba, mañana condenar a Evo Morales, y el siguiente rematarlo con groseras descalificaciones a Hugo Chávez. Todos ellos, y sus artistas y famoseo, han quedado deslucidos y con el paso cambiado, lanzan su mensaje antisocialista o anticubano, el mismo día que Zapatero la carga contra los pensionistas, los dependientes, funcionarios y "la ayuda al desarrollo" (y esto solo acaba de empezar). Ni una palabra para todos éstos, aquí no pasa ná...

    ResponderEliminar
  5. Estupendo blog, acertadísimo nombre: la isla desconocida. Acabo de enviarle un comentario como "Anónimo" y no se si le llegará, pero se me olvidó decirle que todo este blog es estupendo, y Calle del Medio. Vuelva a visitarnos pronto, o avísenos cuándo, para preparar una ruta por lugares donde poder oírle mucha más gente.

    Magdalena

    ResponderEliminar
  6. Yolanda Castro Jiménez15 de mayo de 2010, 13:57

    Lo coloqué en el grupo Por Cuba. Ya somos 5160 miembros... Buena brecha contra el bloqueo mediático... Abrazo que te alcance desde esta otra Habana tan gaditana...

    ResponderEliminar
  7. Ángela Santiesteban Blancozelman15 de mayo de 2010, 13:58

    Claro que la revolución se se renueva por hora, pero para el bien de los cubanos y de la humanidad.

    ResponderEliminar
  8. Da pena ajena el listado de intelectuales que se adhiere a la Plataforma para restaurar el franquismo "democrático" español en Cuba. Nombres como el de Ana Belén, a la que los cubanos aprendimos a querer cuando era una auténtica joven rebelde...

    ResponderEliminar
  9. Raquel Guerrero Martínez15 de mayo de 2010, 14:00

    Buenísimo.

    ResponderEliminar
  10. Miquel Garcia Lahiguera15 de mayo de 2010, 14:02

    Genial su lectura, Don Enrique. No se puede decir m... Ver másás claro después de su división entre cuestiones periféricas y cuestiones troncales, y la importancia que le da a las políticas económicas... tan olvidadas para aquellos que creen que un régimen fascista es sólo malo por sus organismos políticos y una vez eliminados (o reformados) todo vuelve a la normalidad por Gracia Divina. Felicidades por el blog, le seguimos, y consigue llevar con acierto su "triángulo de las bermudas": le esperamos de nuevo por el País Valenciano cuando usted desee, Sr.Ubieta. Reciba un saludo, camarada.

    ResponderEliminar
  11. Martha Lidia Ferreira Fernández15 de mayo de 2010, 14:04

    Mi querido Enrique Ubieta hay quien considera el socialismo es como la juventud: SE TE PASA CUMPLIENDO AÑOS ! Por otro lado están los intereses y condicionamientos que imponen el sostener el "buen vivir", aunque sea pisoteando principios, que hoy son verguenzas. Un beso compañero.

    ResponderEliminar
  12. Ana Belen ahora se dedica a anunciar cremas anti-arrugas (no es broma), porque tienen poco dinero ella y Victor Manuel...
    Tu te acuerdas de su epoca "rebelde" y yo me acuerdo de venderles el MUndo Obrero, nunca han sido de iquierdas....lo mismo con Soledad Bravo, han utilizado la izquierda para hacerse un sitio. ARRIBISTAS.

    ResponderEliminar
  13. Y te añado más.....aquí la letra de una canción de Victor Manuel, del año 1974, definitiva la letra !

    Todos tenemos un precio
    (Miguel Narros - Víctor Manuel)

    Todos tenemos un precio;... Ver más
    todo se compra, se vende;
    el traficante, el artista,
    intercambian sus divisas.
    El esclavo como el rey
    tienen idéntica piel
    y en el horno se verá
    que todos somos igual.

    El hombre gordo y el flaco;
    el gigante y el enano.
    Y aquel que viste de gris
    para vivir camuflado.
    El que trepa de puntillas
    y se olvida de sus pasos
    también
    aquel que niega su brazo
    al que vive más abajo.

    El señor y la doncella;
    el poeta y su miseria.
    Piratas y mercenarios,
    falsos revolucionarios.
    Algún cerdo disfrazado
    de paloma mensajera
    también
    Caperucita y su abuela;
    Tom y Jerry, Cenicienta.

    (1974)

    ResponderEliminar
  14. Martha Lidia Ferreira Fernández15 de mayo de 2010, 17:16

    Cuánta basura... Pero bueno, veámoslo desde el optimismo: ayer sirvieron para unir generaciones con sus letras y cantos de denuncia y hoy, están entrampados en sus traiciones. Un traidor SIEMPRE está solo y, como usaron todo eso para "subir" hoy ya no lo tienen y serán pronto unos desconocidos condenados al olvido: el pueblo no perdona! Besos maja!

    ResponderEliminar