viernes, 4 de junio de 2010

SE DESHIELA EL PLANETA .

Jorge Ángel Hernández

Como cubos cansados de enfriar bienes raíces

los hielos se desprenden.

No serán nunca más la superficie inasible.

Llegarán las especies a invadirlos,

a pulsar sus calores y sus ritmos.

Se apresura el deshielo; cada año

vendremos a cambiar los calendarios,

a añadir a los meses comodines.

Hasta que el tiempo retorne hacia sí mismo

y sobre el esperar

y no quede otra opción

que el mandoble de lanzar cada hora a sobrevida.

El espectáculo paga y así vamos

a probar que el derrumbe es tan vulgar

que sus tomas de efectos especiales

no convencen al párpado alienado.

Se deshiela el planeta y lo servimos

en sorbos a la roca,

en gargantas sedientas

que lo van descolgando de su imagen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada