domingo, 18 de septiembre de 2011

Yo me muero como viví

Queridos amigos:
Leo muchas informaciones que me llegan por esta y otras vías. Leo, con mucho agrado, todo lo que escriben tan lleno siempre de hermandad y aliento. Lamento no tener el tiempo ni las condiciones para poderles responder a todos individualmente.
Y reflexionando sobre algunas de estas lecturas, decidí enviarles tres poemas del inolvidable Sergio Corrieri, paradigma de revolucionario para estos tiempos, quien dio hasta su última gota de aliento por la amistad y la paz entre los pueblos del mundo.

EL TRACATÁN

Tra-ca-tan
sonido bestial y pedregoso
persistente animal de confusa utilidad

Patas planas, de correr
cargadas espaldas, de aguantar
cintura flexible, de asentir
fina palabra, de halagar

El Tracatán
vive del poder y no lo ejerce

Como el papalote
tiene rabo y busca altura
cabecea
lo manejan
y al final se va a bolina
pero vuelve

TRAICIÓN

Un buche de espuelas inesperadas
reñidas
chasquidos, quiebras, como de huesos
rendidos
un puñado de cuchillas al viento
buscando su destino
pájaros en vigilia bajo los aleros
la sangre en el aire
derramada y sin freno

BESTIPORTUNA

Triunfal
obsequiosa insomne atenta
a las señales del poder para servirlo sin respeto
en tu propio beneficio

Aparatoso y resonante tambor
hueco
parche sin alma

Discrepante de tus subalternos
nada arriesgas tuyo
y pareciera que nunca te equivocas

Un día confundirás las señas
y
a paso doble
estilo libre
triple mortal
te precipitaras a las aguas albañales
de la Historia

Me imagino a mis hermanos leyendo todas estas informaciones, que también les llegan por diferentes vías, y diciendo, como hace ya mas de 13 años les escuche decir en una celda de castigo, con serenidad y firmeza:
"YO ME MUERO COMO VIVÍ"

Cinco abrazos.
!Venceremos!

Antonio Guerrero Rodríguez
17 de septiembre de 2011
FCI Florence

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada