miércoles, 29 de mayo de 2013

Funcionario de la Cancillería argentina califica de repudiable e inexplicable el bloqueo a Cuba

Alberto Mas, corresponsal de Cubainformación en Buenos Aires. 
Con la presencia de la Viceministra de Relaciones Exteriores de la República de Cuba, Ana Teresa González Fraga, se llevó a cabo en el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de Argentina, la celebración del 40 aniversario de la reanudación de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Argentina.
Al iniciar el evento, el Subsecretario de Política Latinoamericana de la Cancillería Argentina, Embajador Diego Tettamanti, afirmó que en 1973 “con el triunfo de la Fórmula Cámpora-Solano Lima, Argentina volvía a vivir la esperanza de recuperar su autonomía interna y externa luego de casi dos décadas de intromisión de políticas de seguridad y defensa acorde a los intereses de la potencia hegemónica”, agregando que “Argentina brinda un tradicional respaldo a Cuba ante el repudiable e inexplicable bloqueo económico, comercial y financiero que le es impuesto por los Estados Unidos de Norteamérica”
A su término la Viceministra Cubana Gonzalez Fraga recordó que la Argentina fue el tercer país latinoamericano en restablecer relaciones con Cuba, después de Chile en 1970 y Perú en 1972 durante el gobierno nacionalista del General Juan Velazco Alvarado, dando un demoledor golpe a la política de aislamiento a su país, recordó también a Ernesto Guevara de la Serna, que en Cuba se lo bautizó el Che, quien se convirtiera en el símbolo de la hermandad entre nuestros pueblos y en una bandera de lucha por la verdadera independencia, el desarrollo, la justicia social y la unidad latinoamericana. Recordó también la llegada a la presidencia de Néstor Kirchner, a cuya asunción concurriera el Comandante Fidel Castro, fortaleciéndose a partir de ese momento las relaciones entre las dos naciones, marcando el hito que significó la cumbre de Mar del Plata en noviembre de 2005 cuando Kirchner contribuyó junto al inolvidable Comandante Presidente Hugo Chavez a sepultar definitivamente el ALCA .
También dejó sentado que las visitas de la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner a Cuba en enero de 2009 y en enero de éste año, dieron un impulso decisivo a las relaciones bilaterales entre nuestros países, agradeció al pueblo argentino por la lucha que desarrolla en la causa de la liberación de los Cinco héroes cubanos injustamente presos en EEUU por luchar contra el terrorismo y reiteró el apoyo de Cuba hacia las legítimas aspiraciones argentinas de recuperar la soberanía sobre las Islas Malvinas.
Es conocido en el mundo las agresiones que los Estados Unidos de Norteamérica llevan contra Cuba, desde el mismo momento en que la Revolución encabezada por Fidel Castro, conquista el poder el 1° de Enero de 1959.
El 27 de mayo de 1960, inicia el gobierno norteamericano las suspensiones de ayuda a Cuba y el 19 de octubre del mismo año suspende todas las exportaciones e importaciones de la Isla, en respuesta a las medidas adoptadas de recuperación de las herramientas económicas y la implementación de la reforma agraria por parte del gobierno revolucionario, dándose, de ésta forma, el inicio del genocida bloqueo que afecta a Cuba hasta nuestros días.
Estas medidas fueron reforzadas el 3 de enero de 1961 al romper EE.UU. las relaciones políticas, luego vendrán las leyes del congreso convalidando las sanciones en 1992 y la ley Helms-Burton en 1996, y se cierra el círculo legal en 1999 cuando el gobierno de Bill Clinton prohíbe a las filiales extranjeras de empresas de capitales norteamericanos comerciar con Cuba.
Es en éste contexto que los EEUU expulsa a Cuba el 31 de enero de 1962 de la O.E.A. y presiona a los gobiernos de América para aislarla del mundo. En la Argentina el 8 de Febrero de 1962, el genuflexo presidente Arturo Frondizi, tras vacilaciones y cabildeos, se había abstenido en la reunión de Punta del Este donde se separa a Cuba del sistema político interamericano, y se había reunido el año anterior en secreto con El Che Guevara en Buenos Aires, cede ante las presiones de la diplomacia norteamericana y los militares golpistas que luego lo destituirían, rompiendo las relaciones diplomáticas con Cuba.
El 25 de mayo de 1973, una Argentina convulsionada y donde los sectores populares disputaban el poder, vuelve a recuperar la democracia por un espacio de casi tres años, es en dicho proceso, al asumir la presidencia el peronista Héctor José Cámpora, en presencia de presidentes latinoamericanos como Salvador Allende de Chile y Osvaldo Dorticós de Cuba, inicia una denominada primavera política, se liberan los presos políticos y se plantea un giro antiimperialista a las acciones de gobierno.
Es nombrado Canciller Juan Carlos Puig, y en una de sus primeras medidas, el 28 de mayo de 1973 firma junto al Canciller cubano Raúl Roa García, la declaración conjunta argentina-cubana donde se reinician las relaciones diplomáticas.
Son 40 años donde ambos pueblos se mantienen hermanados formal y oficialmente, pero cabe destacar que el pueblo argentino jamás dejó de sentir como hermano al pueblo cubano, más allá de los vaivenes de los poderes políticos reaccionarios que sufrió la Argentina, apoyó desde los inicios mismos del triunfo a la Revolución de Fidel, Raúl, el Che y Camilo. La historia entre los pueblos no puede cambiarse, recordemos que José Martí, el 24 de julio de 1890 fue nombrado Cónsul argentino en New York, larga tradición de amistad, que nunca podrá ser destruida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada