domingo, 22 de noviembre de 2009

LO QUE OBAMA PIENSA DE CUBA.

Dr. Néstor García Iturbe
Con gran publicidad algunos medios oficiales del gobierno de Estados Unidos se han referido a la entrevista que el señor Obama le concedió el 18 de noviembre a uno de sus agentes, que actúa bajo la posición de bloguera y cuyo nombre es Yoani Sánchez.
La entrevista a Obama estuvo fundamentada en siete preguntas que la mencionada bloguera realizó y en cuyas respuestas se pone en evidencia la visión que tiene sobre Cuba el señor Obama y su desconocimiento sobre lo que realmente sucede en nuestro país.
Es lógico el desconocimiento y la falta de objetividad de Obama partiendo de la base que entre sus fuentes de información se encuentra precisamente la bloguera que tiene que competir en la labor de tergiversación con Ileana Ros, los Díaz Balart, la CIA y toda una serie de personajes que tratan de mostrar una realidad cubana que no es cierta.
Las respuestas de Obama nos permiten conocer hasta que punto sus criterios se alejan de la realidad objetiva y es precisamente a lo que dedicaré este artículo.
El primer criterio expresado por Obama, refiriéndose al blog, fue decir que este "ofrece al mundo una ventana particular a las realidades de la vida cotidiana en Cuba". Las verdaderas realidades de la vida cotidiana en Cuba pueden conocerse leyendo la prensa cubana que de forma regular no solamente informa de nuestros éxitos, sino que también publica las opiniones de aquellos que desean señalar dificultades, que consideran puede mejorarse algún aspecto de nuestra vida o que dan criterio sobre situaciones que se desarrollan en nuestro país.
Quizás una suscripción a Granma, Juventud Rebelde, Trabajadores y otros medios de prensa cubanos le vendría bien al señor Obama par que pueda leer las cartas que envían los lectores y los artículos que escriben nuestros periodistas.
Es interesante lo que expresó Obama al responder una de las preguntas, el mismo dijo "También me propongo facilitar mayor contacto con el pueblo cubano, especialmente entre familias que están divididas, algo que he hecho con la eliminación de restricciones a visitas familiares y a remesas."
Es posible que ni el mismo Obama sepa lo que ha hecho. Él firmó, pero parece que no leyó, o no leyó bien. Decir que “eliminó” las restricciones no es correcto. El cambió las restricciones, si las hubiera eliminado cualquiera que quisiera viajar podría hacerlo, podría enviar cualquier cantidad de dinero.
El documento fechado 11 de marzo del 2009 de la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro lo que ha instaurado es el establecimiento de una licencia general que tal y como dice el propio documento “restablece la autorización para viajes de carácter familiar a Cuba que existían previas a las enmiendas del 16 de junio del 2004”, las que implantó Bush. Para conocimiento del señor Obama, el no ha “eliminado” las restricciones, el “restableció” las que existían antes de que Bush las enmendara.
Por cierto, la democracia Omabense actuó de forma privilegiada con los cubanos residentes en Estados Unidos, pues le ha otorgado libertades en relación con los viajes y remesas a Cuba que no se han otorgado a ciudadanos estadounidenses ni a otros extranjeros residentes en dicho país. Una acción totalmente violatoria a la Constitución y las Leyes vigentes en Estados Unidos.
Al parecer, Obama considera que ha dado pasos significativos en relación con Cuba, pues planteó que,”el gobierno cubano debe tomar medidas para que los dos países disfruten de una relación más normal “. Dentro de la legislación cubana no existe una sola Ley que establezca medidas que perjudiquen los intereses de Estados Unidos o sus ciudadanos. Cuba no tiene establecido un bloqueo a Estados Unidos ni lleva a cabo una política agresiva contra dicho país.
Evidentemente Obama está refiriéndose a lo que tantas veces ha repetido y que ha formado parte de la retórica contra Cuba de las últimas administraciones, ya fueran estas demócratas como republicanas. Los famosos “presos políticos”, las “violaciones de los derechos humanos”, las “elecciones libres” y el establecimiento del “libre mercado”. Todo esto puede calificarse de injerencia en los asuntos internos de Cuba. Nuestro país no actúa de forma similar con Estados Unidos, a pesar de que muchas de las situaciones que suceden en dicha nación no resultan de nuestro agrado.
Su criterio sobre nuestro gobierno quedó claramente expresado cuando dijo, ”la palabra del gobierno no es la única que cuenta en Cuba”. Sobre esto mismo agregó más adelante que “Estados Unidos quiere dialogar con todos los estamentos de la sociedad cubana y miramos hacia un futuro en que el gobierno refleje expresamente las voluntades del pueblo cubano". Aquí se pone de manifiesto la misma falta de respeto a la soberanía de Cuba con que han actuado las administraciones anteriores a la de Obama.
Para dialogar con los estamentos de la sociedad cubana está nuestro gobierno, que además de representar todos los sectores de la misma, siempre velará por el bienestar de los cubanos y no querrá implantar en nuestra patria un régimen que como los que había antes del triunfo de la revolución, velaba por los intereses de Estados Unidos.
Nuestro gobierno refleja la voluntad del pueblo cubano desde el triunfo de la revolución. En cada elección y en la adopción de nuestra Constitución esa voluntad se ha puesto de manifiesto de forma clara y terminante. Se equivoca nuevamente al expresar que la palabra del gobierno no es la única que cuenta en Cuba. En nuestra patria, la palabra del gobierno es la que expresa el sentir de nuestro pueblo. Lo que le digan sus agentes no pasa de ser palabras huecas que tienen como objetivo continuar recibiendo las limosnas que les dan por la sumisión al imperio.
Antes de terminar sus pronunciamientos, el señor Obama planteó que, “Estados Unidos no tiene intención alguna de utilizar fuerza militar en Cuba para poner fin a la larga disputa entre los dos países.”
Pobre Obama, habla como si él determinara eso. La decisión a la que hace referencia, cuando se tome, si algún día se toma, se preparará y decidirá por los estrategas del Pentágono que en todo momento tienen como objetivo defender los intereses económicos de las grandes corporaciones estadounidenses, que son las que realmente deciden y dirigen en Estados Unidos.
Nuestro pueblo se prepara, el Bastión 2009 es un ejemplo de ello. La Guerra de todo el Pueblo se perfecciona. Somos un pueblo pacífico y queremos continuar trabajando en superar nuestras deficiencias y dificultades para incrementar el bienestar de nuestra población, desarrollar nuestra economía y elevar los niveles educacionales, culturales y de salud de nuestra nación. En ningún momento quisiéramos que ese proceso se interrumpiera.
Pero recuerde, señor Obama, que somos herederos de la tradición de lucha del Ejército Libertador; del Ejercito Rebelde; de los que murieron en las luchas sindicales; de los estudiantes, que sin tener un arma con la cual defenderse, se lanzaban a enfrentarse a la policía; de los campesinos que sin vacilar un momento se lanzaron a la lucha en distintas oportunidades.
Por si nunca se lo han dicho, señor Obama, en nuestra Guerra de Independencia, el Mayor General Antonio Maceo y Grajales estableció bien claro lo que puede sucederle al que considere que Cuba es una presa fácil.
Le aconsejo que se aprenda bien lo que dijo Maceo:
“EL QUE INTENTE APODERARSE DE CUBA, RECOGERÁ EL POLVO DE SU SUELO ANEGADO EN SANGRE, SI NO PERECE EN LA LUCHA”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada