sábado, 28 de mayo de 2011

La extraña confusión de Ravsberg.

Enrique Ubieta Gómez
No soy un lector asiduo de las "cartas" de Ravsberg, aunque a veces lo visito. Conoce su profesión, sin dudas, y es un buen comunicador, aunque a veces juegue a estar y a no estar, y guste de poner una de arena, para justificar dos de cal. Me sorprendió sin embargo que dijera en un reciente artículo "he leído" --refiriéndose a la entrevista que el joven Guillermo Nova me hiciera para larepublica.es--, y demostrara después que o no leyó nada o no sabe leer, o manipula a su antojo lo leído. Entiendo que buscaba una "pala", un pretexto periodístico para su reflexión, pero resulta que en aquella entrevista --que ni siquiera cita o enlaza para que el lector juzgue por sí mismo--, yo jamás hablo de la prensa nacional. Es una conversación sobre la blogosfera cubana. La prensa plana de cualquier país, es cierto, se asemeja más a un ejército que a una guerrilla. Esto es especialmente visible en la prensa trasnacional, sea la BBC o el grupo PRISA, en la que determinados temas se rigen por criterios editoriales rígidos, y las órdenes se imparten desde arriba, de manera que no se verifican las "noticias"; se reproducen de inmediato, con pequeñas variaciones, en todos los medios asociados, a veces hasta con idénticos titulares. El tema de su artículo no podía ser más cómodo: elude el análisis de la propia prensa que representa en Cuba, y reproduce las tres verdades de perogrullo sobre la prensa cubana, que los periodistas y el Gobierno cubanos reconocen como deficiencias a superar. El mismo se refiere a las palabras, más que explícitas, de Raúl, aunque se dedica a sembrar dudas. Sin embargo, la mención a mi entrevista y la cita implícita que hace de mis palabras sobre los blogueros revolucionarios y los contrarrevolucionarios, --"nosotros somos la ciberguerrilla y ellos son la cibercorporación", dije yo, refiriéndome al apoyo trasnacional que reciben los segundos--, es confusa en sus intenciones. Pasa gato por liebre, y tratándose de un periodista sagaz como Ravsberg, uno no sabe qué pensar. Porque he sido yo, precisamente, quien ha insistido últimamente en definir los campos de la blogosfera. Y Ravsberg me responde, saltándose el tema. Un comentarista de su blog que firma Roque aclara algunas de sus incrongruencias, y el corresponsal de la BBC responde, "es que en los blogs se está repitiendo la misma metodología". Significa que sí sabía entonces que yo no hablaba de la prensa sino de los blogs?, por qué no lo aclara en su artículo? Creo que existen blogs revolucionarios --sean o no críticos--, que son buenos y otros que no lo son: ello se debe únicamente a la creatividad de sus autores. Pero la blogosfera revolucionaria actúa como una guerrilla, a contracorriente de la prensa oficialista del Poder Global, de la cual forma parte la BBC. 
VER SOBRE EL MISMO TEMA:
La confesión Henken / Escobar sobre la blogosfera cubana
Bloggers en dos bandos. Definiciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada