domingo, 16 de enero de 2011

GUAMÁ, la publicación patrocinada por Penúltimos días, declara su admiración por Luis Posada Carriles.

E. U. G.
Si la picazón que ocasiona un texto es directamente proporcional a la eficacia de su contenido parece ser que mi post "Yoani y Penúltimos días, ¿derechos empresariales o libertad de expresión?" fue certero. La parodia de GUAMÁ, más que humor (cuando algo es bueno, aunque esté escrito contra mí, no dejo de reirme), destila bilis. No creo que sea obra de los humoristas a sueldo que ayer, cuando vivían en La Habana, escribían para la prensa revolucionaria y hoy que viven en Miami, escriben para la contrarrevolucionaria. Parece un texto salido de la pluma de Hernández Bushto. Es cierto que se trata de una burla, pero la inversión de mis palabras pretende demostrar que la verdad es lo opuesto a lo que digo. La parodia, presentada como Editorial, revela la opinión de sus hacedores y patrocinadores sobre el terrorista Luis Posada Carriles. Cito:

"La valla -según la promoción que se hace a sí mismo el castrismo–, es un ejemplo de “libertad de expresión”: si la dictadura paga, supuestamente puede decir lo que quiera. Aun así sea en el corazón del sitio donde se refugia el exilio por ella construido, gente que protestó frente a la imposición y aprovechó para manifestarse en otro asunto peliagudo que preocupa por estos días al gobierno cubano, el juicio a Luis Posada Carriles, un patriota luchador por la libertad de Cuba.
Cualquier lector, medianamente informado, sabe que se trata de un acusado por la dictadura cubana de la voladura de un avión comercial cubano en pleno vuelo (en el que estaría involucrada la inteligencia cubana, aun por investigar) y de una serie de atentados a hoteles habaneros, entre otros actos criminales. Una señora entrevistada por la televisora, repetía la consigna de un cartel. Entiéndase: los manifestantes defendían al luchador libre que los terroristas encarcelados intentaron frenar".

No solo GUAMÁ declara abiertamente su simpatía por Posada Carriles. Yo había atribuido la temprana desaparición en Penúltimos días del video de los manifestantes frente a la valla como un raro acto de lucidez de Hernández Bushto: difundir esas imágenes en la que sus compinches de la banda saavedriana reivindican como héroe a Posada, es poco inteligente. Pero el autor del blog me desmiente: dice que su desaparición se debió a la rotación habitual. Que la contrarrevolución miamense y pro-yanqui (a la que pertenece HB, no importa que viva en Barcelona), apoye sin escrúpulos al confeso terrorista es un síntoma del nivel que ya alcanza la confrontación y revela el miedo que siente la derecha norteamericana --la que paga a HB--, ante la posible condena de un Agente (será un hijo de puta, pero es su hijo de puta), que sabe demasiado.

2 comentarios:

  1. Desde tu genial Debate sobre cuba en TVE con Willy Toledo te sigo.

    Eres un tio muy valido. Felicidades.

    ResponderEliminar
  2. Si, fijate si fue bueno en el debate que no sabia lo que era una conspiracion. !Que verguenza!

    ResponderEliminar