miércoles, 23 de marzo de 2011

Carta de Antonio Guerrero a sus amigos: visita familiar.

Foto de un encuentro anterior con su mamá y su hijo.
Queridos amigos:
Todos saben que he tenido un fin de semana muy especial. Vale decir, lo mas especial que uno puede tener en un lugar como este: la visita de sus seres queridos.
Las condiciones, ya comente el pasado an~o, son mejores que en la penitenciaria, pero no dejan de ser condiciones incomodas, en las que, por ejemplo, no permiten que te muevas de tu lugar asignado, una silla plastica, todas las horas que dure el tiempo de la visita.
Claro que el aura de amor y alegria que nos envuelve hace olvidar el tiempo y las incomodidades.
Me atrevo a decir que somos nosotros, mi madre, mi hermana, mi hijo y yo, quienes mas bulla hacemos y al mismo tiempo quienes mas sonreimos, sobre todo con las ocurrencias de Tonito, que no deja de ser el "niño", que con su carñoo alegra corazones.
Un recluso de mi unidad, que estaba recibiendo visita, me comento que de vernos tan felices le dio una sana envidia y que noto se desbordaba mucho amor entre nosotros.
Otro, que nos miraba al momento de podernos retratar juntos, me dijo el sabado que nuestras fotos serian las mas originales, ya que ninguno de nosotros se ponia serio, como acostumbran a hacer muchos y que nosotros irradiabamos felicidad.
Por que tanta felicidiad, tras largos an~os sufriendo esta injusta prision? Es la felicidad del alma pura y libre. Es la felicidad de saberse inocente. Es la felicidad de sentir en cada visita a todo nuestro pueblo y a nuestros amigos por todo el mundo, quienes estan en todo momento en nuestras conversaciones. Es la felicidad del amor indestructible.
Hoy me resumo a hacerles saber de estos primeros momentos de la visita y de alguna forma responder a los mensajes que me llegaron durante el fin de semana. Se que hay otros hechos importantes, que a todos nos preocupan y duelen en la sensibilidad de los que amamos la paz.
Cinco abrazos y el abrazo de mis familiares.
!Venceremos!
Tony
FCI FLorence
21 de marzo de 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada