jueves, 10 de noviembre de 2011

Que gobiernen los banqueros

Issac Rosa*
El último grito en gobiernos en Europa, la tendencia que algunos intentan poner de moda, es la tecnocracia: el gobierno de los expertos. Expertos economistas, por supuesto, y de ortodoxia probada. Frente a la incertidumbre de los políticos, a merced de la opinión pública, nada como la seguridad que da un experto, formado en las mejores escuelas de negocios.
Por ahora han intentado ponerlo de moda en Grecia e Italia. En el primero, presionaron hasta el último minuto para colocar al equivalente griego de nuestro Miguel Ángel Fernández Ordóñez: el economista Lucas Papademos, ex gobernador del Banco Central Griego, y ex consejero del BCE. Al final no cuajó, pues era demasiado cante situar a un banquero en el sillón, con lo caliente que está la calle; pero lo intentaron,
y ahí quedó su nombre para el próximo susto.
En Italia, mientras Berlusconi agoniza, se barajan varias opciones, entre ellas la tecnocrática, representada por Mario Monti, ex comisario europeo, formado como Papademos en Estados Unidos, y director europeo de la Trilateral, de la que también es miembro el griego. Monti sería en realidad un mandado, pues iría de parte de Mario Draghi, presidente del BCE, ex gobernador del Banco de Italia y ex vicepresidente de Goldman Sachs (el influyente grupo de inversión, del que es asesor el propio Monti).
Por aquí, donde las modas suelen llegar con retraso, por ahora no necesitamos un ejecutivo tecnocrático, porque Rajoy cumplirá lo que manden. Pero si hiciera falta, yo propongo a nuestro Fernández Ordóñez. Poco a poco vamos cerrando el círculo, y con los banqueros y economistas tecnocráticos elaborando decretos conseguiríamos que los mismos que nos metieron en la crisis fuesen los encargados de gobernarnos. Sí, ya sé que en la práctica son ellos los que cortan el bacalao, pero hasta ahora diferenciábamos: una cosa es gobernar, y otra tener el poder; y aceptábamos que los políticos gobernaban, mientras los banqueros tenían el poder. Que estos acaben teniéndolo todo, poder y gobierno, quedaría poco presentable, sí. Pero yo ya me creo cualquier cosa.
10 nov 2011
*Escritor español.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada