miércoles, 9 de noviembre de 2011

Yoani Sánchez la cordera de la SINA pretende desmarcarse de sus amos

Yoani Sánchez, junto a Liliam Nigaglioni, ex secretaria de Prensa y de Cultura de la SINA, entrando a la sede diplomática de Washington en La Habana, lugar donde la bloguera recibe orientaciones y apoyo.
M. H. Lagarde 
Tomado de Cambios en Cuba
A propósito de un un breve "debate" que Yoani Sánchez sostuvo en twitter con la hija del presidente cubano Raúl Castro, quien comenzó ayer a usar esa herramienta de comunicación, la cordera de la SINA, aprovechó la repercusión mediática de dicho "diálogo" para desmarcarse de su condición de mercenaria del gobierno de Estados Unidos.
Según dijo Sánchez Cordero a una entrevista a la BBC:  "Soy una entusiasta de la tecnología porque en cuatro años me ha hecho mucho más libre que la voluntad política del gobierno que hay en mi país. Me he abierto un marco de expresión, de mi propia voz", sostuvo.
La bloguera  mercenaria aprovechó de paso la ocasión para referirse a lo que sin dudas es para ella una espina clavada en el costado: la denuncia que hizo el gobierno cubano hace unos meses en una serie de reportajes presentados en la televisión estatal que señalaban la "ciberguerra" como nueva forma de enfrentamiento entre Washington y La Habana y que dejaron al descubierto las intenciones subversivas que el gobierno de Estados Unidos ha pretendido darle al uso de la redes sociales en Cuba.
Según la bloguera, que repite que no tiene cómo conectarse a internet y es, por tanto, ciega para lo que le conviene, "las redes sociales más que lanzar una ciberguerra lanzan un "cibernacimiento".
"Es una práctica muy común hablar siempre, - apuntó la cordera- constantemente de una situación de plaza sitiada, de invasión a punto de llegar y estoy desde pequeña escuchando lo mismo. Eso me ha hecho curarme un poco, vacunarme de antemano a ese tipo de agresiones verbales y acusaciones".
Yoani Sánchez, por supuesto, olvidó decir que el programa que tanto la "agrede" y por eso no puede dejar de mencionarlo, mostró imágenes de ella junto a funcionarios diplomáticos de la Oficina de Intereses de Estados Unidos en Cuba, así como en compañía de agentes de la CIA enmascarados como representantes de supuestas ONGs. ¡Sospechoso "nacimiento" el de la bloguera!
Olvidó igualmente decir que, en cables recientemente sacados a la luz por Wikileaks y firmados en la SINA, es elogiada hasta la saciedad por los directivos de esa oficina y su esposo, el periodista ex oficialista, Reynaldo Escobar, quedó al descubierto como escribidor de informes para esa supuesta institución diplomática.
Los pastores de la cordera, que asegura "que los cubanos estamos aprendiendo a debatir en la web", debían saber -es un mensaje más que reiterado-, que Cuba está en la mejor disposición de dialogar, en igualdad de condiciones, con el gobierno de Estados Unidos. Pero jamás lo hará con sus marionetas.

VEA COMPLETA LA SERIE DE TELEVISION QUE "AGREDE" A YOANI SANCHEZ

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada