miércoles, 6 de junio de 2012

“Nuestra contribución es la construcción de un movimiento juvenil por transformaciones profundas”


Entrevista a Karol Cariola, Secretaria General de las Juventudes Comunistas de Chile
¿Cuál es la mirada de la secretaria general de la Jota sobre lo que hace esta organización que, junto al partido, está cumpliendo también 100 años?
Estamos celebrando con mucho entusiasmo, alegría y rebeldía, que son características que sintetizan el sentimiento que tenemos los jóvenes comunistas. Celebramos el centenario de un partido lleno de historia, de mística, de momentos políticos que han marcado la historia de nuestro país y también de nuestra Juventud. Con menos años (la Jota cumple 80) para nosotros es muy importante la construcción que ha hecho el Partido Comunista, que ha logrado ser parte y también cambiar la historia de nuestro
país en distintos momentos.
Hoy día tenemos nuevamente la oportunidad histórica de cambiar la realidad de las cosas, que se impuso en un proceso muy triste de nuestra historia, que fue el momento de la dictadura militar, en que se nos impuso un modelo económico y político que lamentablemente hasta hoy pesa como una gran mochila sobre nuestras espaldas.
Creemos que tenemos una oportunidad muy importante para avanzar en transformaciones reales para generar un país más democrático, justo, más igualitario, con mayores oportunidades, sobre todo para los sectores más vulnerables, para la juventud, para los ancianos, las mujeres. Para todos aquellos que por muchos años hemos sido excluidos.

Y los jóvenes en general, ¿cómo se acercan a la Jota, particularmente en el marco del  movimiento social que el año pasado surgió con tanta fuerza?
Creemos que “cuando los perros ladran…” es porque avanzamos, y hemos escuchado muchos perros ladrar a nuestro alrededor. La Juventud Comunista ha tenido un crecimiento muy importante a raíz del movimiento social, porque hemos formado parte del mismo. No nos hemos distanciado ni lo hemos mirado desde arriba, ni desde el lado, sino que hemos sido parte de una construcción  que surge con mucha fuerza desde el movimiento estudiantil, en el cual hemos tenido participación activa durante muchos años. Y este último tiempo también ha generado que la Jota se fortalezca y no sólo
cuantitativamente, sino que también en su crecimiento cualitativo, en sus definiciones políticas, en sus perspectivas, en su visión del movimiento político.

¿Cómo ven, ustedes, a otros actores del mundo juvenil que perteneciendo a una orgánica política o no son partícipes de las movilizaciones?
Tenemos plena conciencia que en el movimiento social hay una gran diversidad y nos encontramos con distintas corrientes de pensamiento, visiones, distintas formas de ver el mundo; con distintos movimientos dentro del mismo movimiento juvenil. Hoy día, los jóvenes nos identificamos con posturas a partir de la música, de la cultura, del deporte, de nuestra identidad de barrio, de los distintos espacios donde nos desarrollamos. También hay identidad estudiantil, y en ese sentido la juventud tiene una tremenda
diversidad, que es lo que la enriquece, y hemos aprendido a ser parte de ella. Porque también la Juventud Comunista está plagada de deportistas, de músicos, de jóvenes ligados a la cultura, de otros que se vinculan a cada uno de estos movimientos juveniles, de las tendencias que configuran este gran movimiento juvenil que nos hemos propuesto construir al calor de la necesidad de desarrollar un proyecto de gobierno de nuevo tipo. Y la contribución que queremos hacer en ese nuevo proyecto es la construcción de
movimiento juvenil que busque las transformaciones profundas de nuestro país.

¿Qué le dice la Jota a los jóvenes a los que no les interesa la política, que le dan la espalda pero a van a tener derecho a voto por la inscripción automática?
Creemos que es muy importante que la juventud participe en los procesos eleccionarios, no solamente en sus procesos locales. Y eso hemos visto que ha tomado un desarrollo mayor en el movimiento social, en que muchos más jóvenes participaron en las elecciones de federaciones universitarias el año pasado, muchos más jóvenes tienen interés en ser parte del debate político porque se dan cuenta… Y hemos despertado a una sociedad que por muchos años no ha querido ver las dificultades, las desigualdades y el problema de fondo que ha venido generando este modelo económico.
Creemos que la juventud debe jugar un rol fundamental en esas transformaciones, no como meros espectadores, ni como personas mirando desde la vereda del frente, tirando  piedras, sino que haciéndonos cargo de esa transformación. Y eso pasa por saber elegir a quienes van a representar nuestras ideas, incluso a nosotros mismos, a quienes representen esas ideas en espacios de disputa de poder político, de disputa institucional.

El partido cumple 100 años, la Jota 80: ¿cuál es la razón por la cual existen dos organizaciones, igualmente comunistas, qué los diferencia y qué es lo que ustedes, como Jota, le piden, reconocen y critican al partido?
Los jóvenes comunistas somos la juventud del Partido Comunista y nos sentimos militantes también del Partido Comunista. De hecho, a pesar de tener orgánicas distintas y de tener nuestro propio comité central, el sentido de nuestras ideas, los valores de las JJCC, la política de las JJCC, es la política del partido. Sólo que nosotros, desde el área juvenil, construimos en un espacio donde el partido no tiene la posibilidad de llegar
de manera más directa, como por ejemplo en el plano estudiantil, en los movimientos juveniles, como en las nuevas tendencias juveniles. Pero, sin duda, nos seguimos sintiendo la Juventud del PC. Somos la juventud que se identifica con la clase trabajadora y defiende sus intereses.
Entendemos que el partido tiene un rol mucho más profundo en el proceso de sindicalización, de la organización de los trabajadores, donde nosotros hoy tenemos más dificultades para llegar -a propósito de nuestra composición etárea- pero, sin embargo, entendemos cuál es nuestro rol en esta lucha que es de clase y donde los jóvenes comunistas vamos a contribuir y a poner en el centro el bienestar de los trabajadores, de los hijos de su clase y sobre todo de aquellos que han sido excluidos y oprimidos, despojados de sus derechos y de sus posibilidades de desarrollarse de manera plena.

Es una gran responsabilidad ser secretaria general de la Jota. Eres la segunda mujer que ocupa este cargo, y hay una “reducción”, ya que hubo un traspaso de cuadros importantes de la Jota al partido: ¿cómo te sientes en este cargo de exposición pública que te ha tocado, tanto en Chile como fuera?
Llevo ocho meses. Tengo un tremendo orgullo al asumir las tareas que tanto el partido como la Juventud a la cual pertenezco me entregan, y ser secretaria general de las Juventudes Comunistas es lo más importante que me ha pasado en mis 25 años de vida. Es una tremenda responsabilidad porque no soy yo a quien represento, sino que a toda una organización que tiene una gran cantidad de militantes y sobre todo gran cantidad de sueños y esperanzas, no solamente para nuestro partido, también para todo un país.
Nosotros, como Juventudes Comunistas, sentimos el peso de lo que significan las transformaciones profundas a favor de nuestro pueblo y creemos que la construcción de un gobierno de nuevo tipo, de un país distinto, la construcción de la democracia, del socialismo, no son una utopía sino un sueño que va a realizarse más temprano que tarde, que está más cerca de lo que pensamos.

Ver también de Karola:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada