sábado, 6 de abril de 2013

Apoyemos la cuenta @NicolasMaduro, como antes apoyamos a @chavezcandanga

E.U.G.
Una de las armas arrebatadas al enemigo –como aquellos fusiles que los guerrilleros obtenían como botín de la soldadesca batistiana, antes de internarse en la Sierra Maestra–, es Internet. Guerra de pensamiento, en la que se impone la capacidad movilizativa y comunicacional, que debe ganarse, parodiando a Martí, a pensamiento, con las nuevas armas de la comunicación. Las trasnacionales de la prensa son Ejércitos del Capital. Las redes sociales en Internet, son las guerrillas de la contrainformación. No importa que el poderoso enemigo siembre falsos "guerrilleros" que le sirven, promovidos y respaldados por la "soldadesca" trasnacional. El subcomandante Marcos supo aprovechar este recurso desde la selva en Chiapas. Hugo Chávez logró que su cuenta en twitter @chavezcandanga fuese una de las más seguidas del mundo, y quizás –si consideramos que los internautas de habla hispana son un sector menos numeroso que el angloparlante–, comparativamente, la más seguida. A través de ella dialogó con su pueblo de forma directa: la gente expuso sus problemas cotidianos y el presidente de los marginados, no dejó de responder a cada reclamo, a cada expresión de amor. Ese legado comunicacional es retomado por el presidente encargado Nicolás Maduro ( https://twitter.com/NicolasMaduro ) en sus funciones de gobierno y en su campaña electoral. Las cifras de seguidores crece exponencialmente, porque Maduro es Chávez, porque Chávez es la Revolución bolivariana. Hoy seguimos a Maduro, como seguimos a Chávez, porque seguimos y apoyamos al pueblo venezolano en su batalla histórica, que es la de todos los pueblos lationoamericanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada