jueves, 25 de abril de 2013

Las dos caras de Sao Paulo (del capitalismo)

Los cubanos nos asomamos diariamente a las grandes metrópolis brasileñas, por la pantalla de nuestro televisor. A veces, mediante despachos noticiosos, pero por lo general miramos el universo urbano de Río de Janeiro o de Sao Paulo, desde la "intimidad" de los personajes telenovelescos de O'Globo. Ninguno vive en las favelas. Todos residen en grandes mansiones, en penthouse o apartamentos de lujo. Los criados son fieles, felices y eficientes servidores. Aquí están las dos caras de Sao Paulo.



Los vecinos de las Favelas de Sao Paulo temen al Mundial
Fragmentos del reportaje de Nazaret Castro para Público.es
Después de 35 años viviendo en la Favela do Sapo, en el oeste de São Paulo, Raimunda abandonó su casa ante las amenazas de desalojo de las autoridades locales, que planean construir una estación de metro en esa área.
Ella aceptó la ayuda de 300 reales mensuales (unos 130 euros) que le ofreció el Gobierno municipal, pero tiene que poner otros 100 de su bolsillo para pagarse un alquiler cerca del barrio. Otros han tenido que irse más allá: a Brasilândia, a la Sierra de Cantareira... Cada vez más periféricos. Donde molestan menos.
La retirada de favelas ubicadas en terrenos apetecibles para el mercado inmobiliario no es ninguna novedad, pero los megaeventos deportivos la Copa Mundial de Fútbol de 2014 y los Juegos Olímpicos que albergará Río de Janeiro en 2016 están acelerando el proceso: "Es preciso dejar las ciudades bonitas para los visitantes, como si fuesen una vitrina", dice Maria das Graças, activista de la UMM.
Maria afirma que, sólo en São Paulo, unas 50.000 familias serán expulsadas de sus hogares por el acontecimiento futbolístico.
En la práctica, la especulación inmobiliaria está por encima de los derechos de los millones de brasileños que viven en favelas, tal vez porque "las constructoras pagan las campañas electorales de todos los partidos sin excepción", como denuncia Dito.
No todos los moradores de Vila do Sapo aceptaron el cheque alquiler. Unas 70 familias optaron por resistir y aseguran que no saldrán de sus casas mientras las autoridades no les ofrezcan una solución duradera.
Como dice Raimunda, "nadie está aquí por gusto". La favela está asentada en una zona de riesgo, a las orillas de un riachuelo contaminado. Quieren salir de allí, pero antes necesitan saber que tienen un lugar adonde ir. "Dicen que van a albergar a todos los desalojados en viviendas sociales, pero no tienen terreno para hacerlo. Lo que quieren es esconder la pobreza debajo de la alfombra", dice Emerson, y añade: "Este Mundial va a dejar a mucha gente en la calle".

Los ricos sobrevuelan Sao Paulo ajenos a la pesadilla del tráfico
Gerry AZIAKOU
AFP

SAO PAULO (fragmentos) En esta megalópolis de 20 millones de habitantes, la ciudad más rica de Brasil, la exmodelo Cozete Gomes y decenas de otros multimillonarios viajan de un lado a otro en helicóptero para ahorrarse embotellamientos de vehículos que pueden superar los 200 km de largo.
Sao Paulo, la capital económica de América Latina, tiene unos 420 helicópteros registrados, la segunda mayor flota de helicópteros del mundo, solamente detrás de Nueva York, según la Asociación Brasileña de Pilotos de Helicópteros (ABRAPHE).
“Para mí, el helicóptero es una herramienta necesaria. Lo uso en mis actividades cotidianas, para mi negocio, mis reuniones. Facilita mucho mi vida”, explica a la AFP Gomes, una de las empresarias más exitosas de Brasil.
Con una fortuna de unos 125 millones de dólares, Gomes, de 41 años, integra un selecto grupo de “super ricos” paulistanos que son propietarios de sus helicópteros o que pueden darse el lujo de alquilarlos por 1.300 dólares la hora.
Cada día, ajenos al tráfico de locos que confrontan de manera cotidiana la enorme mayoría de los habitantes de Sao Paulo, ricos empresarios y celebridades surcan los cielos de esta enorme ciudad, viajando entre sus condominios de lujo, sus reuniones de trabajo y sus casas en la playa o en el campo.
Según el informe Wealth Report 201, publicado por Wealth-X, una empresa de investigación en riqueza basada en Singapur, el año pasado Sao Paulo fue el hogar de 1.880 individuos con fortunas de 30 o más millones de dólares.
Se prevé que este número crecerá a 4.556 en 2022, un reflejo de la creciente prosperidad de este país riquísimo en materias primas.
Gomes asegura que su riqueza le ha traído independencia, le ha permitido disfrutar de los placeres de la vida y satisfacer su pasión por los zapatos de lujo.
“Tengo mas de 600 pares ahora”, confiesa con una risita. “Cada día uso dos o tres pares, para diferentes ocasiones”.
La exmodelo dice que no está preocupada con su seguridad personal y se siente segura en su 4x4 Range Rover a prueba de balas, con su chofer-guardaespaldas.
Amanda Gabriele, la portavoz de Gomes, de 25 años, cuenta que el éxito de su jefa inevitablemente genera celos y envidia, particularmente de otras mujeres.
Pero “hay muchas otras brasileñas que son mucho más ricas que yo”, dice Gomes.
El informe Wealth-X identificó a 50 brasileños con activos superiores a 1.000 millones de dólares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada