viernes, 25 de septiembre de 2009

¿Llevarán a Pánfilo a Guatemala a por “jama”?

José Manzaneda. Coordinador de http://www.cubainformacion.tv/
A las 462 personas fallecidas por hambre en Guatemala entre enero y julio de 2009 y a las centenares de miles que padecen desnutrición en ese país. Y a Pánfilo, un cubano utilizado por la mafia mediática.
Entre enero y julio de 2009, casi 500 personas murieron por hambre en zonas campesinas de Guatemala (1). Noticias, tertulias y artículos en los principales medios internacionales han señalado como causa de esta situación la sequía, que ha causado la pérdida de un tercio de la cosecha de maíz, y han apuntado a culpables genéricos como la pobreza de la población campesina del país, sin analizar sus raíces históricas ni sus causas socio-económicas. Ningún medio de gran difusión ha dado espacio a las voces que señalan al modelo neoliberal impuesto en Guatemala desde los años 80, o al sistema capitalista en su conjunto, como causante de este drama estructural, que solo se ha convertido en noticia tras el valiente reconocimiento público de su existencia por parte del actual presidente del país Álvaro Colom. Pero semanas después de su intervención televisiva, el tema ha desaparecido de la agenda informativa internacional.Otro país de la región, Cuba, sufrió en 2008 el paso de varios huracanes que destruyeron, por ejemplo, un tercio de todas las cosechas. Éste y otros factores internos y externos son causa de situaciones de desabastecimiento y carestía de algunos alimentos para la población. A pesar de ello, en julio de 2009, Marcio Porto, representante de la FAO, la Organización de las Naciones Unidas para la agricultura y la alimentación, aseguró que Cuba exhibe el menor índice de subnutrición humana de América Latina, gracias a la voluntad política del gobierno cubano en fomentar políticas de soberanía y seguridad alimentaria (2). Los problemas alimentarios que existen en Cuba son, sin embargo, tema reiterado en los grandes medios, que apuntan como causa única la supuesta ineficacia del sistema económico socialista vigente en la Isla (3).Este doble rasero de los medios llega en ocasiones al esperpento. En las últimas semanas, numerosos medios de prensa internacional han dado cobertura informativa a un ciudadano de La Habana llamado Juan Carlos González Marcos. Estos medios afirman que “Pánfilo” – sobrenombre por el que se le conoce- fue encarcelado por afirmar, en un video colgado en You Tube, que en Cuba falta “jama”, es decir, comida (4). Lo cierto es que Pánfilo fue sancionado, no por su aparición televisiva, sino –como reza su sentencia- por el artículo 73 del Código Penal de Cuba, que señala a quien perturba “el orden de la comunidad (...) o vive (...) del trabajo ajeno” (5). La detención y sentencia a Pánfilo ha sido un tema controvertido y considerado como un error entre personas posicionadas con la Revolución. Es el caso del cantante Amaury Pérez, que afirmaba esto recientemente: “haber metido preso a Pánfilo me perece un error garrafal y un disparate, y espero que esa actitud se rectifique pronto” (6).Pocos días después de la sentencia judicial, la pena impuesta a Pánfilo le fue conmutada por un tratamiento de rehabilitación de su enfermedad, la adicción al alcohol. Pero varios canales de televisión de Miami no han perdido ocasión de utilizar a Pánfilo para convertirle en un rentable personaje “friki”. Incluso existe una campaña en Internet, creada en Miami, denominada “Jama y libertad”, que utiliza a “Pánfilo” en su objetivo de desprestigiar al gobierno cubano (7).¿Se imaginan 500 muertos por hambre en Cuba, como ha ocurrido en Guatemala?¿Se imaginan que en Cuba una persona dispare contra otras mientras grita que el gobierno está matando al pueblo de hambre, como ha ocurrido hace unos días en el metro de Ciudad de México? ¿Qué harían los medios? La respuesta es evidente: desplegarían una gigantesca campaña de culpabilización del gobierno y del sistema político y social vigente en Cuba, y darían todo su espacio a los halcones mediáticos que reclaman más presión diplomática, más sanciones y más chantaje económico contra la Isla de parte de las grandes potencias mundiales. Exactamente lo que a nadie se le ha ocurrido proponer para Guatemala o México. Por cierto, tampoco a nadie se le ha ocurrido llevar a Pánfilo a Guatemala para mejorar su situación alimentaria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada