miércoles, 24 de octubre de 2012

Los apuros de un asesor (otra historia de los nazis en Alemania Occidental)

Mucho se escribe sobre la Stasi, conviene recordar de vez en cuando que los órganos de inteligencia de Alemania Occidental, creados por la CIA, fueron dirigidos desde sus inicios por ex genocidas nazis reciclados en los Estados Unidos, que murieron en territorio alemán con todos los honores.
El nazi Adolf Eichmann, durante el juicio que lo condenara a muerte, en 1961
Jorge Wejebe Cobo 
Tomado de La calle del Medio 51
En abril de 1961 arribaba a Israel Rolf Vogel, oficial de inteligencia de Alemania Occidental (BND), bajo la cobertura de corresponsal del periódico alemán Deutsche Zeitung, supuestamente para reportar el proceso judicial contra el criminal de guerra nazi, Adolf Eichmann. En realidad cumpliría la misión más importante de su vida, y aún exenta de gran riesgo, esta le daría notoriedad al hacerse pública casi cincuenta años después.
El día 11 de igual mes y año  iniciaba  en Jerusalén, Israel, uno de los juicios más importante después del proceso de Nüremberg. En una cabina a prueba de balas comparecía Adolf EIchman, único encartado, por ser el organizador de la selección, transporte y ejecución de 6 millones de judíos en los campos de concentración durante la II Guerra Mundial. Había sido capturado por un equipo de agentes del Mossad, servicio especial israelí, el 11 de mayo de 1960 en Buenos Aires, Argentina, donde se escondía bajo una identidad falsa
La posibilidad de que durante el proceso se hicieran públicos los testimonios de Eichman sobre sus colaboradores en la matanza de judíos, aterrorizó a las altas esferas del Gobierno de la República Federal Alemana (RFA) donde ex nazis ocupaban cargos, en particular Hans Globke quien era el director de la Cancillería y un consejero de seguridad desde 1953 y hasta 1963, del canciller Konrad Adenauer, jefe de gobierno de la República Federal Alemana.
La misión encargada a Rolf Vogel, probablemente por  Reinhard Gehlen, ex general nazi y fundador de la inteligencia de la RFA, en 1956,  (BND según sus siglas en alemán), junto con  Hans Globke,- era negociar con la fiscalía  israelí  y llegar a un acuerdo para que no se mencionara en el proceso a ambos altos funcionarios involucrados en la eliminación de judíos, ni de ningún otro colaborador fascista de Eichman.
La alta presencia de nazis en el aparato estatal de la RFA tuvo su génesis cuando Alan Dulles, futuro director de la CIA en 1945 era jefe de la inteligencia estadounidense en Europa y dirigió la operación Paper Clip, para el reclutamiento y reutilización de miles de oficiales de la Gestapo y de sus órganos de información, así como científicos -muchos de ellos criminales de guerra-, para colaborar en la lucha contra el comunismo y a la URSS principalmente en el viejo continente.

El hombre clave
Un hombre clave en esa estrategia fue Hans Globke, quien hasta la caída del fascismo en 1945 colaboró en la realización del holocausto contra el pueblo judío, dirigido por Adolf Eichman y participó en la elaboración de las leyes de Nüremberg, un genocida código que justificó la muerte de más de 6 millones de hebreos.
Un despacho noticioso de Reuters, fechado el siete de junio de 2006, hace referencia a documentos desclasificados de la CIA en los cuales aparece un informe del BND de marzo de 1958, dirigido a esa agencia de inteligencia, alertando que Eichman residía en Argentina bajo el alias de Clemens, desde hacía siete años.
Según el historiador de la Universidad de Virginia, Timothy Naftali, director de la Biblioteca Presidencial y Museo de Richard Nixon, esos materiales  sugieren que Estados Unidos escondió el paradero del nazi Eichmann para ayudar a la RFA, pues en los niveles más altos del gobierno de Konrad Adenauer había preocupación de que hablara si era capturado e implicara en los crímenes a  Globke.
Agrega que la CIA también ayudó a su aliado, al  ejercer presión sobre la revista Life para que eliminara la referencia a Globke en el diario de Eichmann, el cual  había sido comprado a su familia para su publicación.
También la revista alemana Der Spiegel, citando documentos del gobierno alemán que fueron desclasificados en 2011, divulgó que representantes del BND además de negociar con los fiscales del juicio, probablemente se entrevistaron con el propio Presidente israelí Ben Gurion, para que a cambio de no implicar a Globke y a otros nazis, Israel recibiera ayuda militar.
Durante el proceso no fue mencionado ningún funcionario de la RFA y en 1962,  ese país aprobó una ayuda militar de armas a la nación hebrea por valor de 240 millones de marcos.
En la medianoche del 31 de mayo de 1962, Eichmann subió a la horca con tranquilidad. Había rechazado su última cena y aceptó tomarse media botella de vino del país como última voluntad. Su cadáver fue incinerado y sus cenizas se esparcieron desde una patrullera en los mares fuera del territorio de Israel. En Berlín seguramente sus antiguos compañeros deben haber brindado por su memoria y respirado con tranquilidad porque no estuviera entre los vivos tan incómodo testigo.
Hans Globke murió el 13 de febrero de 1973, a lo 74 años de edad, y recibió homenaje oficial de su gobierno. El general  Reinhard Gehlen estuvo al frente de la BND hasta 1968 y se retiró a un lujoso chalet, regalo de su amigo Allen Dulles. Murió en 1974, también colmado de honores de su gobierno y de la CIA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada