martes, 3 de septiembre de 2013

9 razones por las que EE.UU., sus aliados árabes y europeos, Turquía e Israel, intentan eliminar al gobierno actual de Siria.

Omar Rafael García Lazo
1. Siria ocupa un lugar importante en la geopolítica regional y global.
2. Siria está ubicada en medio de las actuales y futuras rutas de distribución de gas y petróleo a través de ductos con dirección al Mediterráneo y Europa, situación que preocupa a EE.UU., la Unión Europea, Turquía, y a las monarquías petroleras del Medio Oriente.
3. Siria posee importantes reservas de gas y petróleo.
4. Siria mantiene una relación creciente con Rusia y está ubicada en el borde de la frontera de influencia geopolítica de Moscú. Si cae Siria y consecuentemente Irán, esta frontera retrocedería hasta el mar Caspio.
5. Siria forma parte de la alianza estratégica Irán-Siria-Hezbollah que constituye el eje de la resistencia árabe en la región contra el sionismo y las apetencias imperialistas occidentales.
6. Esta Alianza mantiene en un frágil equilibrio la correlación de fuerzas en la región. EE.UU. y sus aliados están empeñados en modificar esa situación. Prueba de ello fueron los ataques contra Hezbollah en el 2006, HAMAS en el 2008, Siria desde 2011 y la constante amenaza contra Irán. Finalmente, EE.UU., Catar y Arabia Saudita lograron desgajar a HAMAS de este eje. Recordemos también que Hezbollah asestó un duro golpe a Israel en el 2006.
7. Siria es de los pocos países en la región que aún apoya la causa palestina. Si se elimina el gobierno de Damasco, la alianza Irán-Siria-Hezbollah sufriría un golpe fortísimo; la causa palestina y la débil estabilidad en el Líbano vivirían un franco retroceso; y la ofensiva occidental contra Irán se recrudecería.
8. Siria junto a Irán mantienen una política de acercamiento a Irak con la consecuente y paulatina reducción de la influencia de EE.UU. en ese país árabe.
9. Por su política exterior independiente, por su alianza con Irán y Hezbollah y por constituir un Estado laico, Siria es percibida por las monarquías petroleras del golfo Pérsico como una amenaza para su seguridad. Estas monarquías, después de Israel, claro, son los principales aliados de EE.UU. en la región y han invertido cuantiosos recursos monetarios, militares y humanos con el objetivo de derrocar al actual gobierno sirio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada