miércoles, 18 de septiembre de 2013

Mensaje de Laura Labañino, a propósito del concierto en la Tribuna Antimperialista

No ha habido mejor momento que este para que todos los familiares agradezcan a nuestro pueblo por tantas muestras de amor y de cariño que hemos recibido. Un pueblo que lamenta junto a esposas, hijos, madres la ausencia de sus familiares. Con esa capacidad única del cubano para la inventiva y la creación hemos visto como nuestra isla se ha engalanado con cintas amarillas, para mostrar la fidelidad a esos cinco hombres de familia, hombres de bien que llevan 15 años presos.
Cada muestra de cariño llegó a nuestras casas, a nuestros barrios, a través de las cintas amarillas que en todo nuestro país representaron el inicio de esta jornada de amor, por los cinco y por la unión y el reencuentro familiar. Precisamente por tratarse de temas tan humanos, como la necesidad inalienable de todo hombre a la libertad, a un trato justo, a recibir atenciones médicas cuando lo requiere, a tener contacto con su familia, es que ha sido tan recepcionado el tema de los Cinco, no solo en nuestro país sino también en todo el mundo.
Muchas muestras de cariño arroparon a los familiares en esta jornada, profesores en las escuelas, no dejaban de hablar de la historia de la canción de las cintas amarillas, árboles de toda Cuba, no solo los robles, se veían engalanadas con cintas amarillas por doquier. El apoyo se evidenciaba en todas partes, desde un chofer que cuelga su lacito amarillo en la antena del carro, hasta un ama de casa que procura encontrar una saya amarilla en desuso para darle a sus hijos y colgar en su casa cintas amarillas. Todos esos detalles son los que han hecho especial esta jornada, detalles que son los que más lejos llegan, cuando parten de la humildad, de la conciencia y del cariño; que son a la vez algunos de los sentimientos y aptitudes que motivaron a nuestros familiares a cumplir con su deber como hijos de esta tierra.
Los artistas también quisieron demostrar su apoyo a la causa, de aquí la idea de un regalo especial para los Cinco y para el pueblo cubano, ese pueblo bailador y divertido. Pues, para los Cinco y ese pueblo que reclama pero que disfruta, que lucha sin sesgar en el empeño pero no pierde la sonrisa, estaba dedicado el concierto del día 12 de septiembre en la Tribuna Antimperialista.
Contentos estábamos todos a la espera de tanto contraste que se gestaba, tendríamos a Silvio, Gretel Barreiro, el gran Frank Fernández, el archi conocido Yonki, quien nos sorprendió con tanta originalidad, Anacaona, los Angeles, Qva libre, y tantos otros artistas populares entre los jóvenes. Una vez más los familiares estábamos completamente agradecidos por tantos esfuerzos y apoyo, de los artistas que más allá de temas políticos se sentían comprometidos con una causa familiar, de justicia humana, que sobrepasa divergencias.
Lo único que se lamenta de tan ardua y bien pensada jornada, es que haya habido algún artista que no logró entender el verdadero significado y sentido de la propuesta cultural y del reclamo libertario que motivaba el evento al que asistieron.
Fuera de lugar estaba todo aquello que no tuviese que ver con un reclamo humanitario de unión familiar, con el reclamo de un pueblo que espera a cinco hombres que envejecen lejos de su familia, y de su pueblo. Reclamo que los artistas genialmente materializaron a través de sus cantos, de sus ritmos y originalidades.
Por ese agradecimiento inmenso que los familiares sentimos por nuestro pueblo, por tanto apoyo, por tantas cintas amarillas, por la actitud desinteresada y colaborativa de nuestros artistas, por su completa disposición de apoyar la libertad de mi padre, el regreso de mis tíos, de desechar a toda costa la idea de que siga pasando el tiempo, el implacable y sigamos mi hermana y yo sin saber cómo se vería mi papá en ropa de calle, sin imaginarnos como sería un día en la playa con toda la familia reunida, por eso y más: gracias.
Solo me permitiría citar a nuestro Héroe Nacional cuando dijo….”(…)tener talento es tener buen corazón, el que tiene buen corazón, ese es el que tiene talento(…)” y de ese talento los artistas de nuestro país, esos que supieron ver el sufrimiento humano detrás de 15 años de encarcelamiento, tienen de sobra.

La Habana, 17 de septiembre de 2013
Laura Labañino Palmeiro, hija de Ramón Labañino, Héroe de la República de Cuba

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada