sábado, 5 de diciembre de 2009

Un Busto para Hernández.

MIS PREGUNTAS A YOANI (las puede responder Hernández Busto)

¿Por qué Yoani censuraba en su blog los comentarios de Yohandry, obligándolo a crear su propio espacio?, ¿por qué Hernández Busto censura las opiniones que le llegan de Cuba a favor de la Revolución?, ¿por qué cuando los cubanos de la isla empezaron a enviar sus criterios, Hernández Busto declaró abiertamente, sin sonrojarse: “la brigada internética que está entrando desde Cuba con comentarios fidelistas: pierden el tiempo. Todas esas IP están baneadas en Penúltimos días, y las que no lo estaban las acabo de sumar ahora. Vayan a trabajar a otro sitio”, es decir, que sus comentarios jamás se publicarían?, ¡qué raro concepto de la diversidad es ese que solo acepta como opinión independiente la que se opone a la Revolución! Para la contrarrevolución el esquema es muy simple: la única manera de ser “independiente” es estar contra la Revolución (aquí usted puede ser diverso: preferir a Bush o a Obama, el desembarco de marines o la guerra mediática), aunque reciba instrucciones, “consejos” y premios bien remunerados de gobiernos extranjeros.

RESPUESTAS Y CONTRARRESPUESTAS:
Aquí les dejo esta linda conversación.

Ernesto dijo...
Ubieta,
Las preguntas a Yoani Sánchez, envíaselas a ella. Lo que me toca te lo respondo rápido, y espero tengas la decencia de no censurar mis respuestas (que es tu práctica habitual, según me cuentan). En Penúltimos Días se admiten todas las opiniones, pero no la manipulación del espacio dedicado a los comentarios. Es decir, las brigadas de estudiantes de la UCI (¿recuerdas la intervención de Eliécer Ávila sobre el asunto?) dedicadas a combatir a los blogs "contrarrevolucionarios" no me parecen una opinión legítima, porque es gente que cumple ese trabajo para que se les permita el acceso a internet. Por eso están baneadas esas IP en el blog, para no demeritar la palabra "opinión" confundiéndola con el "trabajo ideológico". En segundo lugar, PD ha sido objeto de varios ataques informáticos que sospecho vienen del mismo lugar que los comentarios "a favor de la Revolución". Así que he tenido que tomar precauciones. Sin embargo, ni tu IP ni la de Acosta ni las de otros tantos periodistas oficiales están baneadas. Ustedes entran cada día al blog, y publican eventualmente sus comentarios con pseudónimo, como muchos otros cubanos.Por supuesto, las opiniones a favor de la Revolución son minoría. Pero eso no es culpa mía. Sin ánimo de ofender, yo creo que tu conocimiento de Internet es limitado, y tu blog es un reflejo de ello. Si tanto te interesa la democracia, ¿por qué no entrevistas a varios bloggers sobre este asunto para La Calle del Medio? Yo te daría mi más sincera opinión, si prometes que no modificarás las respuestas.
4 de diciembre de 2009 5:54

Enrique Ubieta Gómez dijo...
Hernández: Tus conceptos sobre la manipulación y la diversidad son bastante sinuosos, resbaladizos: una somera revisión de los comentarios en tu blog evidencia que los autores –siempre escondidos tras los seudónimos, aunque uno termine por reconocerlos--, constituyen una pequeña brigada de respuesta rápida, a tiempo completo o parcial (no sé cuáles son los mecanismos de pago), que anda a la caza de textos revolucionarios en Internet. Siempre son los mismos. En todo caso puedo sugerirte si no te ofende, que de vez en cuando cambien los seudónimos para que parezcan más. Uno de esos es el tuyo. Aunque sé que es una práctica habitual en Internet, yo jamás uso seudónimo. Me gusta hablar de frente, con las credenciales de mi nombre y dos apellidos. Así que puedes descartar mi supuesta presencia en PD. Y es verdad que conozco mucho menos que tu de Internet, porque no es mi trabajo. A eso quizás apuestas: los cubanos –en su inmensa mayoría revolucionarios, aunque ya sé que odias escucharlo--, se dedican a cosas mucho más productivas que a responder las invectivas de un simple bloguero, por eso veinte tipos como tu, dedicados a esa pincha allá (con múltiples seudónimos, como personajes diferentes), dan una impresión de “multitud”. Pero cuando empiezas a recibir comentarios de jóvenes revolucionarios, y se te desbarata la construcción de un espacio supuestamente plural –tres obamistas, cinco bushistas, un tímido defensor de la Revolución--, los baneas y acusas de “trabajadores ideológicos”. No jodas Hernández, ¿qué coño eres tu? No creo que trabajes en más nada que en hacer tu sitio (en realidad no es un blog), y para serte sincero, no me creo el cuento de que vives de la caridad pública. Si piensas que con llamarnos “periodistas oficiales” a Eliades y a mí, nos ofendes o rebajas, te equivocas completamente: ni una ni otra palabra nos preocupa, porque somos “oficiales” de un mundo alternativo que enfrenta, desde una pequeña isla de utopía, al mundo oficialmente global que tu sirves. Como me comentara hace unos días un amigo, esta es una guerra entre dos potencias: una político-militar (el imperialismo, no solo norteamericano) y otra político-moral (la Revolución cubana). Yo estoy con la Revolución cubana, aunque mi auto, el que heredé de mi padre, no camine, y sufra las mismas vicisitudes de cualquier cubano en un país pobre, sí, y bloqueado.
4 de diciembre de 2009 11:49

EN LOS COMENTARIOS CONTINÚA EL DEBATE. No deje de leerlos.

10 comentarios:

  1. Sr Busto:
    Creo que lo han dejado colgado de la brocha. Fíjese si el problema es grave que mi sobrinito de 8 años ya se sabe de memoria los nick del destacamento de bloggers alquilados para comentar.
    Creo que hay que hacer algo rápido porque hay gente en el barrio sacando cuenta y como buenos jodedores ya están haciendo apuestas:
    El otro día se jugaron una botella de Ron Mulata a que el Inagotable Orlando ponía más comentarios que 100%Gusano. !Increible!¿Verdad?

    ResponderEliminar
  2. Mi intención no era -y no es-, ofender.
    Ustedes tienen su opinión, yo tengo la mía.
    ¿De verdad te crees que yo me desdoblo en múltiples comentaristas? ¿Cómo entonces podría tener tiempo para hacer el blog y ganarme la vida? Las estadísticas de PD son públicas; como podrás ver, entra bastante gente. Y una parte de ellos opina ¿Para qué tendría que desdoblarme en 20 o 30 comentaristas?
    Lo de la UCI y sus "jóvenes revolucionarios" es una tarea por encargo de Comités de base, no hay ninguna espontaneidad ni libertad en eso. Te repito mi referencia al célebre video de Eliecer Ávila en el que describe claramente ese asunto. No es algo que me haya inventado, ahí está el testimonio.
    Ya que tanto te interesa saber cómo vivo, te lo voy a explicar. Publico libros (hecha un vistazo al ISBN español), hago traducciones de varios idiomas, mucho trabajo editorial (corrección de galeradas, sobre todo) y tengo una empresa de producción editorial que se dedica a la producción de catálogos de arte. Lo del blog, que empezó siendo un hobby, cada vez me lleva más tiempo, así que hace mucho decidí poner el botón PayPal para recibir donaciones, como hacen miles de blogs en todo el mundo.
    Las donaciones, que tienen carácter anónimo, las enlisto una vez al año. Si te tomas el trabajo de revisar los montos, verás que no alcanzan para vivir. Lamento decepcionarte, pero yo no vivo de la contrarrevolución. Jamás he aceptado un quilo de ninguna institución, organización ni partido político. Y te reto a demostrar que yo soy un "trabajador ideológico", es decir, alguien a sueldo por lo que publico en PD. No se trata de demonizar el dinero, sino de decir la verdad. Opinar libremente sobre Cuba cobrando de partes implicadas en el dilema cubano me parece contraproducente. He criticado a los medios periodísticos que lo han hecho cuando me parecía que ello podía comprometer la independencia periodística. Pero si observas sin prejuicio, verás que el verdadero asalariado ideológico eres tú y los que como tú viven del dinero del Estado cubano.
    Tú crees en la utopía y en la Revolución. Yo no. Así es el mundo, diverso. Yo creo en la democracia, en crear una red de apoyos de distinto signo y amplio espectro, en financiarse a través del crowsourcing y en las nuevas maneras de abrir espacios para la opinión en el mundo digital.
    Es a eso a lo que me refiero cuando te digo que no sabes lo suficiente de Internet. Para ustedes es un nuevo medio, más o menos peligroso, asociado con el imperialismo yanqui y esas boberas de hace 40 años.
    No hay problema, sigan ustedes con su trova, y yo seguiré haciendo aquello en lo que creo.
    Lo único que me molesta es que además de creyentes en la utopía o la Revolución o lo que sea, los revolucionarios de tiempo completo como tú se dediquen a armar campañas de repudio (reales y mediáticas) contra gente que, dentro de la isla, manifiesta una opinión diversa.
    Es el caso de Yoani Sánchez, contra la cual han publicado aquí y en otros sitios un torrente de mentiras que, te aseguro, no se cree nadie con dos dedos de frente.
    Ya no se trata de dar una opinión, sino de montar una campaña contra alguien que no puede defenderse.
    Si están tan seguros de lo que creen, dejen que ella y los demás que no piensan como ustedes se expresen libremente. Quítense esa mentalidad de teniente de la Defensa Civil y traten de entender la sociedad en la que están viviendo. No es ninguna utopía ni ningún mundo dorado, sino un mundo en descomposición. Que sólo puede sobrevivir limitando los derechos de los demás.

    ResponderEliminar
  3. El Sr. Ernesto Hernandez actua con doble paso que no es lo mismo que a paso doble. Mezcla de todo para lucir update en un mundo que todavia no acaba de entender y por eso le inventa el resto. Sus blogs predilectos de Miami son el mio y el Babalu. De ahi modifica sus cosillas y vive con una lupa. Luego, fingiendo de que no tiene tiempo para nada y es falso. Le dedica todo el tiempo del mundo a cada detalle que cree necesario para su obsesion (muchos, totalmente triviales). Supuestamente a el "le cuentan todo" y es mentira, todo lo averigua navegando por la web. Desde marzo del 2009 prohibio mi IP "oficial" en su blog, tras un encontronazo conmigo cuando vi la manera como manipulaba - y tergiversaba - la importancia real de Yoani Sanchez. Crea el 99% del estado de opinion en su blog y se desdobla en varios anonimos o pseudonimso con errores gramaticales y de sintaxis para posar lenguajes mas rudimentarios. Para mi no pasa de ser un adicto nerdo con la psicosis elemental de edificarse un pretexto (la "causa" cubana). En su expresion de arriba sobre sus conocimientos amplios de internet denota sus limitaciones verdaderas su porque lo mide todo por la imagen del sitio o blog, no por la interpretacion y el entendimiento al mundo ciber. Cree que el sitio o el blog es el reflejo maximo de la tecnologia y es al reves. Es el uso que se le da al mismo con el menor tiempo dedicado a ello. Hay blogs muy eficaces pero muy sencillos porque su mensaje es el valido. Eso es el provecho real, no la proyeccion aparente y pomposa que Hernandez pretende. Por eso su concepto de esto es pueril. No es capaz de interpretar ni la informacion del medidor Alexa a donde intenta "ilustrar" a sus lectores con explicaciones infantiles. Total, los comentarios reales de su blog no le pasan de 20 al dia. Su trafico es alto pero no el interes del lector en comentar. Eso lo traumatiza, la participacion. Por eso la crea artificialmente.
    Ernesto Hernandez es un pillo de internet que ha visto en el fenomeno blogger de Cuba la coartada perfecta para hacer no tanto su modus vivendi sino como la proyeccion de su ego. Ahora anda preocupado por el desaire que le ha hecho Zoe Valdes y sus criticas a Yoani. Y entra a mi blog como anonimo, a rebatir tonterias como que Zoe no es mas conocida que Yoani en la internet y que la lista Wip esta mal.
    Para mi, se ha enfermado. Y se consume. Zoe, que lo ha calado, le ha puesto un nombrete valido: "el pajaro tieso". Para morirse.
    Saludos,
    Varela.

    ResponderEliminar
  4. Magnifico el debate: está bueno ya que estos asalariados de la política contra Cuba sigan insultando impunemente.

    ResponderEliminar
  5. Varela, tú siempre tan divertido, haciendo de experto en psicología, blogs, tráfico de Internet... En realidad, no eres más que un pobre diablo tratando de llamar la atención, acomplejado y bilioso porque en Miami todo el mundo se burla de ti. No te ha quedado más remedio que convertirte en el trapito de la blogosfera oficial, y últimamente en el bufón de Edmundo, Aruca y demás gentuza.
    Pónte a escribir de películas de samurais, que de eso sí sabes, y dejate de hablar boberías.

    ResponderEliminar
  6. A ver, dices ser un defensor de la democracia. Y que soy un revolucionario “a tiempo completo”. Esto último no lo voy a desmentir, porque ser revolucionario no es una profesión, ni un empleo --¿podrás entender eso?--, es una convicción y un compromiso con la gente, que me hace ser anticapitalista. Mi convicción se refuerza cuando encuentro a demócratas como tu que festejan el golpe de estado en Honduras, por ejemplo, porque revierte un proceso “de izquierda” democráticamente respaldado por el voto del pueblo. A ver si adivino: estás contra los gobiernos de Venezuela, Bolivia, Ecuador y Nicaragua. Son sociedades enfermas, que eligen a los gobernantes equivocados. Y temes que la pandemia se extienda. Te caen mal, vaya, los Kischner y te saca de casillas a veces la “inconsecuencia” de Lula. ¿Gobiernos modelos? Colombia, Perú, México. Estás contra los palestinos, y en general contra los árabes, que no dejan vivir en paz a los israelitas. Sabes que existen muchos rincones oscuros en el planeta donde se esconde el terrorismo. Estás a favor del bloqueo a Cuba. Bien, como dices, cada quien con sus opiniones. Pero tu excelsa condición de demócrata se hace más evidente cuando tienes que lidiar con el “populacho”, con “la chusma”. En un estadio de pelota --¿alguien imagina un espacio más democrático?--, te horrorizas ante la multitud eufórica: “Pienso en la fragilidad de cualquier propuesta cívica basada en el 'material humano' que me rodea”, escribes. Te repugna la muchedumbre que aplaude y baila en la Plaza de la Revolución durante el concierto de Juanes, contra el que democráticamente expresaste tus objeciones. Y sientes al fin un espacio reparador, modélico, en el Big Five, el club más aristocrático de Miami: “En el Big Five —que alguna gente demoniza como ‘el club de Posada Carriles’— encontré juntas muchas de las subestimadas virtudes de Miami: buena comida, didaxis social, convivio, varias generaciones agrupadas alrededor de un credo antiguo y memorable. Una mini República”. Eres un verdadero demócrata con sangre azul.

    ResponderEliminar
  7. Y te irrita que hable del imperialismo. Pero esta oración es de concurso: “El imperialismo yanqui y esas boberas de hace 40 años”. Te aconsejo que si vas a sostener las ideas más locas del neoconservadurismo, al menos leas a sus principales teóricos, que son intelectuales. ¿Qué son las nuevas bases militares que se abrirán en Colombia, las guerras de Iraq y Afganistán, o el golpe “suave” de estado en Honduras? Obama sabe perfectamente que el imperialismo existe: su misión es proporcionarle un rostro nuevo. No invento nada por Dios, léete a los “cerebros” yanquis-ojiazules que lo respaldan. Saber estas cosas no tiene nada que ver con ser de izquierda o de derecha, es un problema de cultura general. Si no te resulta una ofensa inadmisible, te recomiendo el libro Imperialismo del siglo XXI: las guerras culturales (La Habana, Casa Editora Abril, 2009), de Eliades Acosta Matos.
    Claro que eres un trabajador ideológico, pero no te sientas mal por eso. En la historia intelectual más reciente de Cuba, los ensayistas no escapamos de esa condición: Rojas e Ichikawa, con más obra que tu, también lo son. Piensa con altura: el destino de la Patria está en juego. Nosotros, es cierto, lo hacemos sin beneficios materiales (vivir en un país pobre y bloqueado y tener convicciones es poco rentable), en eso nos llevan ventaja; y somos más “anticuados”, “premodernos” y “románticos”, porque creemos sinceramente en cada palabra escrita. No padecemos el virus del cinismo. Hernández, sin ánimo de ofender, la verdad es que eso de editar libros y traducir es tu verdadero hobby, a no ser que tengas a varios socios pinchando para ti, y en tal caso no solo serías un trabajador ideológico, sino además un empleador ideológico. Un proto-empresario de la ideología.
    PD es solo eso –y no es poco--, un instrumento (pequeño o grande, no importa) de la derecha (sin apellidos). De Yoani, no hace falta que hables. Si algo sabemos los dos es que ella sí tiene cómo defenderse, quiero decir: tiene quién la defienda. Para eso está la llamada gran prensa, el grupo PRISA y hasta gobiernos europeos. Para eso estás tú. Incluso los asesores de Obama le responden en su nombre. Ya se aclararán las cosas con respecto a ella, todo a su tiempo.

    ResponderEliminar
  8. Enrique Ubieta Gómez5 de diciembre de 2009, 11:36

    Oye, que Varela dice cosas serias. Respóndelas. Y bueno, para ser sincero, creo que el blog de Varela es uno de los mejores, sino el mejor blog cubano de las dos orillas.

    ResponderEliminar
  9. Estoy asombrada con la "lucidez intelectual" de Ernestico. Poco que añadir ante la talla de los comentaristas, pero lo que me extraña es que no haya aparecido Gabriel. Gabriel o Gabriela (si es YOA) estuvo elucubrando en el blog de Yoani al respecto de los correos que yo repliqué del blog de Varela sobre el intercambio de este con Hernández Busto. Llegó a la conclusión (pésimo o pésima lectora) que "eso salió" del blog de Varela, según dijo en el blog de Yoani. Gabriel-Gabriel, Gabriel-Ernesto o Gabriel-Yoani no puede con Varela e impotente se revuelve mandándome carticas y comentarios, que no le publico ni me interesan.

    ResponderEliminar
  10. Antonio Rodríguez Salvador6 de diciembre de 2009, 15:15

    Sr Ernesto Hernández Busto. Respondo por la parte que me toca. Yo le reto a usted a que demuestre cómo dentro de un Geely -en cuyo asiento trasero tres personas medianas caben bastante apretados- pudo suceder lo que relata Yoani en su blog. Usted dice que otros mienten sobre ella; pero fíjese, no le pido hablar de cómo ella no pudo mostrar marcas a la prensa, ni cómo los médicos tampoco se las encontraron. Solo le pregunto si es espacialmente creíble lo que ella relata.
    A usted solo se le ocurre la expresión "montar campaña", pero acaso no podría ser también elemental choteo. Recuerde a Mañach, y vea cómo una filóloga tan acreditada de pronto comete tantas pifias de redacción en apenas dos párrafos. Además, tenga en cuenta que a los reality show o la hiperrealidad, aquí en Cuba siempre se le llamó "payasadas". Por mi tierra les decían "postalita" al que se inventaba mitos. Comprenda, por último, que en tiempos de Mañach a tales personas se les lanzaban trompetillas. Ahora, sin embargo, se les dedica un artículo desmontándole el performance virtual. De modo que en mi caso he sido mucho más respetuoso que lo aconsejado por la tradición.
    Saludos
    Antonio

    ResponderEliminar