domingo, 28 de junio de 2009

Denuncia canciller de Cuba golpe de Estado en Honduras

Elson Concepción Pérez
Tomado de Granma
El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, condenó ante la prensa nacional y extranjera acreditada en nuestro país, el brutal golpe de Estado perpetrado en Honduras contra el presidente constitucional Manuel Zelaya.
De igual forma denunció el secuestro de la canciller hondureña, Patricia Rodas, y exigió su liberación y respeto a su vida.
Rodríguez explicó la forma brutal en que Rodas fue secuestrada en momentos en que los embajadores de Cuba, Venezuela y Nicaragua le brindaban protección con su inmunidad diplomática.
El mayor Oceguera, de las Fuerzas Armadas Hondureñas, se presentó en el lugar donde los tres embajadores estaban con la canciller, y unos minutos después irrumpió en el lugar un grupo de uniformados encapuchados portando armas largas, golpearon a los embajadores y a la propia canciller.
Se refirió a que en esas circunstancias, el diplomático antillano Juan Carlos Hernández tomó a la canciller por un brazo para evitar que se la llevaran; no obstante, tanto la ministra Patricia Rodas como el embajador cubano fueron golpeados y conducidos hasta una furgoneta sin chapa por dichos encapuchados pertenecientes a las Fuerzas Armadas Hondureñas que los llevaron hasta la jefatura de la Fuerza Aérea de Honduras.
Momentos más tarde el embajador fue sacado por la fuerza, después de haber sido separado de manera violenta de Patricia Rodas y llevado a la calle.
El titular cubano de Exteriores dijo ante la prensa que convocaba a las Naciones Unidas, al Movimiento de Países No Alienados, al Grupo de Río, al Consejo Permanente de la OEA a exigir la libertad incondicional e inmediata y garantías para la vida de la canciller Patricia Rodas por parte de los militares golpistas.
Dijo que en Honduras se encuentran 486 cubanos, la inmensa mayoría de ellos médicos prestando sus servicios en toda la geografía de ese país. Están protegidos por el pueblo hondureño, ateniéndose a que su labor es únicamente humanitaria y consiste solo en aliviar el dolor y la enfermedad de los hermanos hondureños, precisó.

PALABRAS DEL EMBAJADOR CUBANO
Contactado telefónicamente por el ministro Bruno Rodríguez, el embajador cubano en Honduras describió cómo se produjo el secuestro de la canciller Patricia Rodas por los militares encapuchados, cuando ella era protegida por los jefes de las misiones diplomáticas de Cuba, Nicaragua y Venezuela.
Patricia y yo fuimos sacados del lugar violentamente y llevados en una furgoneta hasta la de de la Fuerza Aérea Hondureña, donde no me permitieron quedarme con ella y me sacaron de manera violenta, me arrebataron el teléfono y me dejaron en la calle. Me dijeron que me callara la boca o podía pasarme algo peor.
En las afueras del lugar me identifiqué ante pobladores presentes que me protegieron y llevaron hasta la misión diplomática cubana, dijo el diplomático.
Luego reafirmó que "aquí estamos firmes y decididos. Muchos amigos están apostados en las afueras de la misión para protegernos".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada