viernes, 9 de noviembre de 2012

Puerto Rico: La estadidad no va

Continuamos ofreciendo elementos para el análisis por las fuerzas revolucionarias de los resultados del plebiscito en Puerto Rico. En esta ocasión insertamos dos artículos de los periódicos boricuas Claridad y El Nuevo Día
Perla Franco
Tomado de Claridad
Los que desean la estadidad para Puerto Rico no son mayoría. Ése podría ser el resultado que se desprende de la consulta de estatus que en la cuarta papeleta se incluyó en las elecciones generales del pasado martes 6 de noviembre.
En la primera parte de la consulta, el NO en rechazo al actual estatus triunfó frente al Sí. En la segunda parte de la consulta en la que los electores debían elegir entre la Estadidad, el Estado Libre Asociado Soberano y la Independencia, la Estadidad obtuvo 802,179 votos (61.15 por ciento) frente al ELA Soberano que alcanzó 439,997 votos (33.31 por ciento), los cuales sumados a los que votaron por la independencia 72,551 (5.53 por ciento) y las 468,478 papeletas en blanco las cuales fueron 978,026, representa 175,847 votos más que los reportados a favor de la estadidad.
Habrá quienes digan que la suma de las papeletas en blanco no necesariamente significan un rechazo a la estadidad, pero lo cierto es que quien hizo la campaña en contra de las tres alternativas de estatus lo fue el Partido Popular Democrático (PPD) junto a independentistas y soberanistas, los cuales indudablemente no votarían por la estadidad.
La campaña que llevó a cabo el PPD en contra de esas tres opciones fue clara al solicitar a los miembros de ese partido que dejaran esa segunda parte de la papeleta en blanco. El PPD argumentó a través de su presidente y recién electo gobernador Alejandro García Padilla, que entre esas opciones no estaba el ELA que el PPD prefiere. Un llamado similar hizo el Movimiento Independentista Nacional Hostosiano (MINH), pero por razones distintas. Para el MINH esa consulta de estatus no es vinculante ni obliga a Estados Unidos a actuar para resolver el estatus colonial de Puerto Rico. Prefieren una Asamblea Constitucional de Estatus como mecanismo descolonizador. Igual manifestó el candidato a gobernador por el Movimiento Unión Soberanista, Arturo Hernández, a quien el MINH apoyó en las elecciones. Otros sectores también se unieron al llamado de dejar la papeleta en blanco en su segunda pregunta.
A los 468,478 electores que dejaron en blanco esa segunda parte de la papeleta, se le podrían sumar otras 17,602 papeletas que fueron protestadas y no adjudicadas, además de 5,488 añadidas a mano y otras 234 que fueron recusadas y se revisarán más adelante. Habrá que ver cuántas de ésas se suman a la opción del NO.
 Históricamente la estadidad no ha sido una opción favorecida por la mayoría de los(as) puertorriqueñosas(as). En la última consulta de estatus que se realizó en Puerto Rico en 1998, una quinta columna de "Ninguna de las anteriores" alcanzó la mayoría de votos. Las opciones para entonces fueron el Estado Libre Asociado "Territorial", el cual sacó 993 votos (0.1por ciento); la Libre Asociación, la cual obtuvo 4,536 votos (0.3 por ciento); la Estadidad, con 728,157 (46.5%); la Independencia, la cual llegó a tener 39,838 votos (2.5 por ciento); y "Ninguna de las anteriores" la cual alcanzó la mayoría del favor de los electores que participaron con 787,900 votos (50.3%). Hubo unas 4,846 (0.3%) papeletas nulas y en blanco. "Ninguna de las anteriores" prevaleció sobre la estadidad con 59,743 votos. En ese momento los electores inscritos eran 2,197,824, de los cuales votaron 1,566,270 (71.3 por ciento).
Pero anterior a ese plebiscito de 1996 hubo otro en 1993 en el que la opción del ELA obtuvo 826,326 votos (48.6 por ciento), frente a 788,296 (46.3 por ciento) que obtuvo la Estadidad. La independencia alcanzó 75,620 votos (4.4 por ciento).

EL CONGRESO NO HARÁ CASO A LOS RESULTADOS DEL PLEBISCITO
El Nuevo Día
WASHINGTON –  Como ya habían advertido los congresistas boricuas Luis Gutiérrez y Nydia Velázquez, asesores legislativos en el Capitolio federal han afirmado que el Congreso ignorará los resultados del plebiscito de status en Puerto Rico.
Asesores republicanos y demócratas indicaron a la publicación The Hill que tienen claro que el porcentaje a favor de la estadidad en la consulta de status queda en menos del 50% cuando se suman los votos en blanco que fueron solicitados por la jefatura del Partido Popular Democrático (PPD).
Uno de esos asesores legislativos comentó que reconocen que el 61% que obtuvo la estadidad en la segunda pregunta del plebiscito de status en Puerto Rico es simplemente “una ficción estadística”.
Frente a los votos del ELA soberano y la independencia el porcentaje a favor de la estadidad  es de 61%.
Pero, baja al 46% - según los resultados preliminares de la Comisión Estatal de Eleccions (CEE) –cuando se añaden los 468,000 votos en blanco contabilizados hasta el momento.
Previamente, tanto Gutiérrez como Velázquez descartaron  - en declaraciones a El Nuevo Día - que el Congreso se tome en serio los resultados de un plebiscito que estaba “cargado” en favor de la estadidad.
Un 54%, sin embargo, reclamó en la consulta dejar atrás el actual status territorial de la Isla.
The Hill indica que para complicar el interés de los defensores del plebiscito en que el Congreso responda a los resultados de la consulta, el pueblo de Puerto Rico derrotó en las urnas al gobernador Luis Fortuño, defensor de la estadidad, y eligió como nuevo gobernador a Alejandro García Padilla, quien promueve el Estado Libre Asociado (ELA).
El miércoles, el congresista Gutiérrez, demócrata por Illinois, afirmó que  los resultados del plebiscito será npercibido en el Congreso como un “sondeo y un proceso no transparente”.
“El resultado estaba predeterminado”, dijo Gutiérrez, demócrata por Illinois, quien ha insistido en que para convencer a Washington de que urge cambiar el status político se necesita consenso, lo que considera puede hacerse a través de una Asamblea Constitucional de Status.
“Ay, por favor”, reaccionó hoy a El Nuevo Día la congresista Velázquez, demócrata por Nueva York, antes de expresar que no cree que el Congreso atenderá con seriedad los resultados de la consulta.
Pese a la posición de sus colegas boricuas, el congresista José Serrano, demócrata por Nueva York, piensa que ha sido histórico que el pueblo de Puerto Rico por vez primera se haya expresado en contra del actual status territorial y confió en que el Congreso promueva un diálogo sobre la situación política de la Isla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada