jueves, 2 de julio de 2009

Los golpistas se adelantaron


Dr. Néstor García Iturbe
La actual situación en Honduras nos muestra de lo que es capaz de hacer la reacción por defender sus intereses económicos. En oportunidades, los más mínimos avances sociales y políticos crea en ellos un estado de desesperación que pudiera provocar se adelantaran a los planes que está desarrollando su principal aliado, el gobierno de Estados Unidos.En el caso de Honduras, la hostilidad por parte de la administración estadounidense se había puesto de manifiesto desde hace varios meses. Las visitas de Zelaya a Cuba, sus posiciones al lado de los países que en estos momentos se enfrentan abiertamente a los designios del imperio yanqui y algunas acciones desarrolladas dentro de Honduras, encaminadas a mejorar la situación social de la población, su nivel de vida y la participación de esta en los problemas más cruciales de la nación no lo podían pasar por alto aquellos que consideran todo eso afecta su Seguridad Nacional. La representación de Estados Unidos en Honduras comenzó su labor de zapa contra Zelaya dentro del círculo de sus aliados tradicionales. El plan no incluyó solamente los contactos diplomáticos, pues en este caso como en otros donde se quiere derrocar al gobierno establecido, es importante la activad que la Agencia Central de Inteligencia (CIA) puede desarrollar por medio de sus agentes. En el caso particular de Honduras, las acciones a llevar a cabo por el Pentágono resultaban de crucial importancia, debido a que históricamente las fuerzas armadas hondureñas han sido un apéndice e instrumento de Estados Unidos en América Central. Pudiera decirse que las fuentes principales de financiamiento, equipamiento y entrenamiento de esas fuerzas radican en la “ayuda” estadounidense.Dentro del plan, la USAID representó un instrumento de crucial importancia para la creación y fortalecimiento de una oposición, financiada por Estados Unidos que pudiera representar la fuerza principal para derrocar al gobierno de Zelaya por la vía “democrática”, o por medio de un “levantamiento popular”, al estilo de las revoluciones de colores. En este caso la “ingobernabilidad” y la “represión” a la que el gobierno Hondureño sometía al pueblo, provocaba que las fuerzas armadas salieran a “defender” los derechos humanos y la constitución. Todo el plan terminaba cuando el embajador de Estados Unidos convencía a Zelaya de que su gestión como Presidente había terminado y para no provocar más muertes debía entregar el gobierno al Congreso hondureño. El problema es que los preparativos del plan fueron creando en los instrumentos a utilizar (fuerzas armadas y oligarquía) la necesidad de asegurar su futuro en aquel gobierno que debía formar Estados Unidos para “salvar” la nación. Unido a las manifestaciones de los representantes estadounidenses de que “había que hacer algo”, “esto no puede permitirse” y “hay que enfrentarse al comunismo”, se fue delimitando quienes eran sus favoritos para ocupar los cargos del nuevo gobierno. La visión yanqui era la de crear un gobierno donde no se incluyeran aquellos que eran repudiados abiertamente por el pueblo hondureño por ser militares que se habían distinguido reprimiendo a la población y estaban involucrados en actos de tortura e inclusive asesinatos. Tampoco se incluían aquellos políticos que habían actuado como títeres del imperio. Era un gobierno que debía mostrar un “cambio” para que fuera aceptado por la mayoría y por medios más sofisticados seguir dominando la nación.Como es natural , los que se quedaban fuera del próximo equipo gobernante no se sentían cómodos ni seguros, de ahí que un grupo de ellos, donde se incluían militares, decidieron adelantarse al plan de Estados Unidos, lo que provocó el gorilazo.Realmente los gorilas le echaron a perder el plan a Estados Unidos, que ahora trata de salvar la cara y además de recuperar lo más posible las posiciones necesarias para continuar con sus maniobras dentro de Honduras, de ahí que uno de los pocos embajadores que no abandonó la nación hondureña fue el estadounidenses, que según dice se quedó para tratar de “ayudar” en la mayor medida posible dentro de la situación existente.Evidentemente, los gorilas se adelantaron.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada