lunes, 27 de julio de 2009

Preparan magnicidio de Zelaya y masacre del pueblo con la venia de Estados Unidos

Hoy es día feriado en Cuba. Casi me pasaba en blanco, pero no puedo dejar de replicar las denuncias que llegan de la Resistencia hondureña. Los golpistas, los oligarcas hondureños, pero sobre todo sus conductores imperiales, no saben lo que están haciendo: siembran vientos y recogerán tempestades. Las cosas han cambiado en América Latina.

Tegucigalpa. Varias fuentes. Colaboración del Dr. Néstor García Iturbe
Fuentes de entero crédito que por razones de seguridad no son reveladas, aseguran que en los próximos días se pondrá en marcha un plan del gobierno golpista para incrementar la represión al movimiento popular.Parte de la estrategia de la ultraderecha de este país consiste en el entrenamiento de 120 sicarios, a quienes se les adiestra todos los días a partir de las tres de la madrugada en la casa del coronel retirado Amílcar Zelaya, situada en la aldea de Amarateca a unos 25 minutos de Tegucigalpa. La residencia de este ex militar fue conocida en la década de los ochentas por ser un centro de tortura.Los sicarios negociaron un convenio salarial de 14 mil lempiras mensuales (744 dólares). Este salario es parte del financiamiento de seis millones de lempiras (319,148 dólares) que proporcionó la empresa privada de Honduras para desarticular la fuerza del movimiento popular. Entre los principales objetivos de la derecha fascista liderada por Micheletti es el asesinato de la dirigencia sindical de secundaria, Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) y otras organizaciones que apoyan el reintegro del presidente de la República Manuel Zelaya.Como parte de esta conspiración se tiene planeado un auto atentado contra Roberto Micheletti con el propósito de justificar el golpe de Estado y ejecutar medidas más arbitrarias hacia los manifestantes. Una fuerte introducción de infiltrados dentro de las manifestaciones cuyo distintivo es el de un periodista o camarógrafo que viste chaleco color kaki es parte de este contexto conspirador. La fuente afirmó que la reciente ruptura del dialogo de parte de la comisión que representa a Micheletti en Costa Rica representa el inicio del complot contra el pueblo.
¿Asesinar a Zelaya?
Enrique Santiago, observador del organismo no gubernamental IEPALA, (Instituto de Estudios para América Latina y África), asegura que el jefe militar golpista, General Romeo Vásquez, prepara una sangrienta represión en contra de la población que va a recibir al presidente constitucional del país y ordenó además asesinar al mandatario.Santiago dice que para el general Vásquez, asesinar al mandatario será la única opción si el presidente legítimo entra a Honduras.Según declaraciones en exclusiva para Tercera-Información, Santiago --quien se encuentra en Honduras en una misión internacional elaborando un informe sobre derechos humanos--, el general Vásquez Velásquez ha declarado que la única opción será asesinar a Zelaya cuando entre a Honduras. Recientemente, la esposa de Zelaya, Xiomara Castro, denunció que Vásquez Velásquez fue uno de los principales promotores del golpe de estado y ordenó el secuestro y el allanamiento de la casa de Zelaya.Santiago ha declarado que "teniendo en cuenta la actitud responsable de los manifestantes favorables a Zelaya marchando de una manera pacífica y no violenta junto con el anuncio que ha hecho el Comandante del Ejército hondureño Romeo Vásquez Velásquez, quien ha difundido que en caso de que el presidente Zelaya entre en el país, la única opción será asesinarlo, no sería extraño que las manifestaciones que se celebren estos días sean brutalmente reprimidas por las fuerzas armadas hondureñas".Para Santiago la situación en Honduras es catastrófica: "Hemos podido verificar con la ayuda de los organismos de derechos humanos hondureños que se están violando los derechos recogidos en la Constitución hondureña, tales como el derecho a la expresión, a la libre circulación, a la libertad, además de verificarse que se están perpetrando graves atentados a la vida con resultados de muerte, de detenciones de opositores al régimen de facto, detenciones de colectivos de ciudadanos extranjeros, sobre todo de nicaragüenses, ante la pasividad del gobierno golpista, incluso complicidad en muchos casos de instituciones del estado como la Fiscalía Nacional o la Corte Suprema de Justicia".Desde los primeros días del golpe de estado se ha denunciado el maltrato a los presos políticos que empiezan a colapsar las cárceles de Honduras. La misión de los derechos humanos que integra Enrique Santiago así lo ha confirmado después de visitar varios centros penitenciarios, "en los centros penitenciarios visitados las condiciones de las personas están fuera de la legislación internacional en materia de derechos humanos", declaró Santiago. Además Enrique Santiago también ha denunciado las amenazas que están recibiendo los alcaldes, cargos públicos y ciudadanos pertenecientes al partido de izquierdas Unificación Democrática.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada